domingo, 30 de abril de 2017

Hace casi 2,000 años los seres humanos observamos por primera vez una supernova la cual fue documentada por astrónomos chinos antiguos.

Años más tarde científicos han propuesto varias explicaciones para la supernova remanente RCW 86, la supernova fue provocada por la explosión de un sistema de estrellas binarias que inundo a su compañero estelar con elementos pesados, incluyendo el calcio.

En un estudio previo, el investigador Vasilii Gvaramadze de la Universidad Estatal de Moscú en Rusia había planteado la hipótesis de que el aspecto en forma de pera de RCW 86 podría ser debido a una explosión de una supernova cercana.
Supernova remanente RCW 86. Créditos: NASA/CXC/SAO & ESA; Infrared: NASA/JPL-Caltech/B. Williams (NCSU)

Empleando datos del Observatorio de Rayos X Chandra se detecto una estrella de neutrones candidata, llamada [GV2003] N, que se pensaba que fue la estrella de neutrones que quedó después de la supernova que produjo RCW 86.

Las supernovas pueden formarse cuando una estrella se queda sin su combustible nuclear hacia el final de su vida - como esto sucede, la estrella comienza a consumir su propio núcleo, dando lugar a una enorme explosión cuando el núcleo colisiona y dando origen a un agujero negro supermasivo o una estrella de neutrones.

En este caso, se considero que la supernova produjo la estrella de neutrones [GV2003] N, pero sólo había un problema: las estrellas de neutrones se supone que son muy oscuras, pero las lecturas tomadas en 2010 mostraron que la estrella en la posición de [GV2003] N era de hecho muy brillante.

Las observaciones introdujeron otra incógnita, mientras que la luz iluminada por la estrella indicaba que era una estrella tipo G como nuestro Sol, también parecía producir demasiados rayos X para ser de tipo G.

Esto podía significar que la supernova podría haber sido una etapa dramática en la evolución de este sistema binario, en el que una de las estrellas explotó en un evento de supernova, contaminando a su compañera con una serie de elementos pesados ​​y dejando su atmósfera seis veces más calcio.

Para verificar su hipótesis, el equipo verificó los datos de observación tomados con el Very Large Telescope de ESO en Chile. Las mediciones confirmadas de [GV2003] N mostraban un sistema binario, con las dos estrellas orbitando una sobre otras una vez al mes.

Los investigadores reconocen que todavía hay mucho que no sabemos acerca de este sistema estelar, pero nos da una gran oportunidad para averiguar más sobre estas raras supernovas ricas en calcio.

Con ese fin, Gvaramadze y su equipo tienen la intención de continuar estudiando [GV2003] N, para ver qué más podemos aprender al respecto, incluyendo información sobre sus parámetros orbitales, masa inicial y final, abundancia de elementos adicionales en la atmósfera para entender la naturaleza de las supernovas ricas en calcio.

Referencia:

martes, 18 de abril de 2017

Los teléfonos modernos poseen una gran cantidad de sensores en el interior, desde acelerómetros hasta giroscopios. Los sensores hacen que los teléfonos sean más eficientes, basta la orientación del teléfono para brindar una mejor experiencia en un videojuego pero también representan una forma potencial para obtener un agujero de seguridad.

Científicos de la Universidad de Newcastle en el Reino Unido descubrieron que mediante el monitoreo de sensores como el acelerómetro, giroscopio y magnetómetro, que detectan aspectos como el movimiento y la orientación del dispositivo, permiten averiguar el pin de un usuario con un 74% de eficiencia al primer intento, ese número se elevó al 94% en el tercer intento.
Créditos: Alex García/Flickr.

El punto de entrada del ataque para detectar el PIN fue un exploit de javascript instalado mediante el navegador del teléfono. Basto hacer clic en el enlace que tenía software malicioso para que este se instalará en segundo plano.

Al analizar los datos de los sensores cuando los usuarios estaban ingresando sus pins, investigadores fueron capaces de inferir que esos códigos de cuatro dígitos con una "alta precisión". Para llegar allí, primero usaron datos de personas que realmente ingresaban sus pins para entrenar una red neuronal artificial.

En el caso de Safari, el método funcionó incluso cuando el teléfono estaba bloqueado después de que se hiciera clic en el enlace, lo que significa que podría detectar el pin introducido para desbloquear el teléfono. Una actualización en iOS 9.3 solucionó la falla. Firefox, también solucionó la vulnerabilidad. En cuanto al navegador Chrome, un representante de Google comento que se trabajaba en el problema.

Los tipos de sensores que Mehrnezhad estudió se encuentran en una multitud de lugares, desde teléfonos inteligentes a ciudades inteligentes,  por lo cual se deben manejar de forma segura y adecuada, puesto que pueden revelar información personal.

El equipo de Mehrnezhad no es el primero en demostrar que los sensores son una vulnerabilidad. Kevin Fu, profesor asociado de ingeniería eléctrica e informática de la Universidad de Michigan, también ha demostrado que los acelerómetros de los dispositivos son una vía para manipularlos.

Los sensores pueden representar el eslabón más débil en la seguridad del Internet de las cosas,algo que es omnipresente, pero es tan poco fiable y poco comprendido.

Aunque también en las últimas semanas se ha hablado de lo inseguro que puede llegar a ser el lector de huellas dactilares.

Referencia:

viernes, 14 de abril de 2017

Disponible Ubuntu 17.04 Zesty Zapus

La nueva versión de Ubuntu se encuentra ya disponible para su descarga e instalación. Al ser una versión intermedia presenta pocas novedades, aunque los cambios en Canonical son más profundos. Canonical ha abandonado la convergencia entre el escritorio y los dispositivos moviles, lo cual se comenzará a notar en las próximas versiones de Ubuntu.

Unity se retira, el futuro de Gnome y pocos avances


La nueva versión ha dejado atrás la partición de intercambio (swap) y apuesta por swapfile (un archivo en lugar de una partición). Las especificaciones técnicas de los equipos actuales ha hecho que el swap resulte inviable; puesto que el sistema de intercambio se usa poco y en su lugar se apuesta por swapfile.


Luego de pocas mejoras en las últimas versiones, esta será la última que tenga Unity como escritorio por defecto. Para muchos esta la posibilidad de que se vuelva a Gnome.

En tanto Unity 8 pasa a quedar en manos de la comunidad, quienes se encargarán de su futuro inmediato. En tanto Gnome llega con su versión 3.24, a excepción de la terminal y gestor de archivos que están en su versión 3.20 y Gnome Software en su versión 3.22.

La implementación de Gnome como escritorio oficial ayudará a resolver los problemas de compatibilidad actuales.

Ubuntu Budgie


La familia Ubuntu introduce la variante Budgie, llamada así por el escritorio que posee además de contener aplicaciones Gnome. La distribución Budgie incluye el gestor de arranque Plymouth, un tema LightDM y el set de iconos Faba, lo que le proporcionan un aspecto destacado.

En cuanto a las demás distribuciones se incorpora KDE Plasma 5.9 en Kubuntu y Mate 1.18 para Ubuntu Mate.

Descarga


A continuación los enlaces de descarga y como siempre la recomendación de descarga vía torrent:


lunes, 10 de abril de 2017

Los virus gigantes: ¿un nuevo dominio o adaptación?

Los virus juegan en la frontera de la vida, no encajan con el concepto que nos hemos formado de los seres vivos y más aún no comprendemos completamente cómo se originaron.

Todo lo anterior se complico en 2003 cuando se descubrieron los primeros virus gigantes, los Mimivirus quienes además de su tamaño poseen 1016 genes, como una bacteria.
Virus gigantes adquiriendo genes de sus células huéspedes. Créditos:  Ella Maru studio/AAAS/Eurekalert.

Durante mucho tiempo se considero que los virus tenían un tamaño menor a las células y apenas poseían los genes necesarios para poder replicarse, por ejemplo algunos virus de cerdos y aves apenas tienen dos genes, comparados con la bacteria Escherichia coli que posee 4,400 genes.

Los Mimivirus miden al menos 400 nanometros lo que los hace visibles en los microscopios ópticos y poseen al menos 2,500 genes además de poseer ADN que permite al ARN la codificación de proteínas, algo que usualmente hacen los virus al modificar las células y hacer que produscan las proteínas que requieren. En su conglomerado de genes, en un 50 al 90% no se encuentra en otros seres vivos ni otros virus gigantes.

Aunado a ello con el paso del tiempo se han ido descubriendo más virus gigantes, los cuales llegan a medir  una micra (1,000 nanometros). Su descubrimiento ha llevado a analizar si es necesario modificar el árbol filogenético de la vida. Además de los tres dominios conocidos: bacterias, arqheas y eucariotas se ha propuesto un cuarto dominio que abarque los virus gigantes.

Quien sostiene este argumento explica que los virus gigantes son precursores de los demás virus, que con el paso del tiempo perdieron genes debido a su parasitismo. Otros investigadores sostienen que los virus gigantes estan en el mismo grupo que los virus pequeños, quienes evolucionaron a lo largo de millones de años al incorporar ADN de virus pequeños hasta lograr su tamaño actual.

El descubrimiento de un virus gigante en una planta de aguas residuales en Klosterneuburg, Austria parece resolver el misterio. El análisis de su ADN apoyó la hipótesis de que estos virus han cambiado con el tiempo y que no se requiere un cuarto dominio para explicar su diversidad.

El análisis metagénomico de todas las muestras permitió identificar un nuevo virus gigante que fue nombrado Klosneuvirus. Al comparar su ADN con otros virus gigantes pudo ser colocado en la familia de los Mimivirus.

El análisis de su genoma mostró una mayor similitud a células que a otros virus. Estos virus poseen genes que ayudan a codificar proteínas una vez que infectan células. 700 de sus genes tienen origen celular y provienen de amebas junto con ciliados lo que niega el cuarto dominio.

Faltaran más datos para comprobar si los Mimivirus y son realmente otro dominio o sólo son resultado de sus adaptaciones.

viernes, 31 de marzo de 2017

Que el pensamiento crítico no se quede sólo en los libros

Un análisis crítico de la arqueología conduce al rechazo de la astrología, conspiraciones, entre otras.

El mundo donde cada vez tienen más protagonismo teorías de conspiración desenfrenadas, noticias falsas y pseudociencia como la homeopatía muestran que el mundo debería ser un poco más escéptico con base en la ciencia. Por esa razón, a menudo se sugiere un verdadero programa de educación científica que ayudaría a reducir la aceptación de tonterías.
Pie grande. Créditos: Wayne Parrack/Flickr.

Un estudio hecho con estudiantes de la Universidad Estatal de Carolina del Norte sugiere que una clase sobre métodos de investigación científica no hace mucho bien. En cambio, una clase dedicada al análisis crítico de los absurdos en arqueología fue mucho más efectiva para lograr que los estudiantes rechazaran una variedad de teorías de pseudociencia y conspiración. Y funcionó aún mejor cuando los estudiantes tuvieron su propio proyecto de pensamiento crítico.

El estudio, realizado por Anne Collins McLaughlin y Alicia McGill, agrupo aspectos como la creencias en la astrología, teorías de la conspiración y antiguos extraterrestres. Las encuestas muestran que son muy populares; casi la mitad de la población estadounidense piensa que la astrología tiene bases científicas y su número ha aumentado con el tiempo.

Cualquiera podría pensar que la educación, especialmente en las ciencias, podría ayudar a revertir esta tendencia, pero McLaughlin y McGill tienen algunas noticias deprimentes. El rechazo de ideas epistemicamente injustificadas no se correlaciona con el conocimiento científico, y los estudiantes universitarios tienden a considerar cualquier cosa como cierto como cualquier persona.

En lugar de esperar que una exposición general a la academia produjera habilidades de pensamiento crítico, los autores tomaron las cosas en sus propias manos, diseñando un curso que utilizó la historia y la arqueología para analizar críticamente una variedad de ideas injustificadas que viven en el colectivo: la existencia de Pie grande, Triángulo de las Bermudas, maldiciones de las momias, el continente perdido de la Atlántida, los antiguos alienígenas y más. Todos estos fueron manejados críticamente, con un enfoque en la evidencia, la credibilidad de las fuentes, entre otros aspectos.

El curso fue tan popular que McGill terminó siendo una asignatura regular, incorporando un análisis independiente de una leyenda local, las luces de montaña de Brown. Para el control, los autores utilizaron una clase que debe enseñar el análisis crítico por implicación: usando métodos de investigación en psicología. Los estudiantes en cada una de estas clases recibieron inicialmente una encuesta que proporcionó una percepción de su conocimiento científico, luego se les preguntó acerca de una variedad de pseudociencias y conspiraciones. Además de los temas tratados en clase, las preguntas se referían a una variedad de creencias injustificadas: la Tierra posee 6.000 años de antigüedad, el número 13 es de mala suerte, astrología, medicina alternativa, círculos de cultivo, Illuminati y el farsa del aterrizaje lunar.

Al comienzo del semestre, no había diferencia en el nivel de creencias en las tres clases. Tampoco hubo correlación entre el conocimiento científico general y estas creencias injustificadas.

Cuando el semestre terminó, sin embargo, las cosas eran bastante diferentes. Los que pasaron por la clase de métodos de investigación no mostraron ningún cambio en su nivel de creencia injustificada. Aunque esto indudablemente incluyó algunas técnicas que podrían ayudar a identificar estas creencias, no hubo muestras de que los estudiantes las aplicaran sin instrucciones explícitas para hacerlo.

Por el contrario, los estudiantes que tomaban el curso de historia/arqueología se vieron obligados a analizar críticamente los temas que trataban. Y, de hecho, la creencia en esos temas decreció al final del semestre y se redujo aún más dramáticamente en la versión honorífica del curso. Aún más, los estudiantes también mostraron niveles más bajos de creencia en temas que no estaban cubiertos en la clase. Los estudiantes de honores mostraron de nuevo un efecto más grande. No está claro si los estudiantes de la clase de honores se beneficiaron del proyecto de clase o si el efecto más grande se produjo porque tenía más complejidad.

No es especialmente sorprendente que la enseñanza del análisis crítico en el contexto de temas que han mantenido el interés del público durante décadas sería más eficaz que hacer lo mismo en una clase especializada para las especialidades científicas. Pero es importante recordar que se trataba de un pequeño estudio, y sería bueno repetirlo durante varios años en diferentes universidades y tal vez con otras clases de control. Sin embargo, los autores señalan que estos estudiantes tenían niveles más bajos de creencia acrítica que la población en general, y sin embargo los niveles disminuyeron aún más después de la clase. Por lo tanto, existe la posibilidad de que veamos un impacto aún mayor en la población general de estudiantes.

Pero los profesores pueden querer ser cautelosos acerca, ya que los estudiantes se convierten en verdaderos dolores. Después de completar el curso, uno de ellos dijo a los instructores: "me encuentro más seguro desafiando lo que dicen mis profesores cuando usan falsas dicotomías, argumentos circulares o referencias de fuentes cuestionables".

Refrencia:

domingo, 26 de marzo de 2017

En la búsqueda de cromosomas para detectar el legado del trauma

La hija de una superviviente del Holocausto narra su participación en un estudio de la herencia epigenética.

El 23 de abril de 1945, mi padre, Gershon Glausiusz, fue liberado de los nazis. Tenía diez años. Dos semanas antes: él, su madre y tres hermanos sobrevivientes habían sido llevados en un tren junto con otros 2,500 prisioneros de Bergen-Belsen, un campo de concentración en Alemania donde mi padre había estado encarcelado desde el 6 de diciembre de 1944. Otro hermano, de sólo 21 meses había muerto en el campo. Durante 14 días, la familia sobrevivió con raciones minúsculas de cáscaras de papa cruda y maíz, mientras el tren recorrió Alemania oriental, obstaculizado por avances de ejércitos ruso y estadounidense, antes de detenerse en un bosque cerca de la pequeña ciudad alemán de Tröbitz.
Auswitch. Créditos: Jorge Cancela/Flickr.

A las 6 de la mañana, el encargado del vagón se asomó a la ventana con alambre de púas y vio a dos exploradores rusos en caballos blancos saliendo enmedio del bosque, su padre: "empezó a gritar, 'Frau Glausiusz, Die Russen sind schon da - los rusos ya están aquí' La razón por la que gritó a mi madre fue porque mi madre tenía la esperanza de que seríamos liberados". .Los rusos llegaron y sistemáticamente quitaron todas las cerraduras en todos los vagones. Los alemanes huyeron de la noche a la mañana con la locomotora y los vagones que contuvieron a los guardias. Durante su viaje tortuoso murieron unas 600 personas en el tren, principalmente de hambre o tifus.

Desde la infancia, he escuchado a mi padre describir su sufrimiento durante la guerra: su deportación de su casa en Szarvas, Hungría, en junio de 1944; la muerte de su abuelo en Bergen-Belsen; y los asesinatos de primos, tíos, tías y su otro abuelo en el campo de exterminio de Auschwitz.

En 2012, me ofrecí para participar en un estudio con niños sobrevivientes del Holocausto dirigido por Rachel Yehuda, neurocientífico y director de la división de estudios de estrés traumático en la Escuela de Medicina Mount Sinai en Nueva York. El estudio tuvo como objetivo determinar si el riesgo de enfermedad mental debido al trauma se pasa biológicamente de una generación a la siguiente.
En particular, los investigadores querían ver si tal riesgo podía heredarse a través de marcas epigenéticas - cambios químicos o "etiquetas" moleculares, como la unión de grupos metilo, nucleótidos de ADN, que alteran la expresión de genes sin cambiar la secuencia genética. Algunos investigadores afirman que estas marcas pueden en algunos casos ser transmitidas a la descendencia junto con las secuencias genéticas mismas, aunque el mecanismo para tal herencia epigenética es polémic.

Tema de estudio

Durante el curso del estudio, se completo un cuestionario en línea para evaluar la salud emocional de los sobrevivientes del Holocausto y para saber si sus padres tuvieron trastorno de estrés postraumático (TEPT). Un psicólogo la entrevistó sobre las experiencias de sus padres en tiempos de guerra y su propia historia de depresión y ansiedad. La sometieron a pruebas de sangre y orina midiendo la hormona cortisol, que permite al cuerpo responder al estrés, así como la metilación de GR-1F, un promotor de un gen que codifica un receptor de glucocorticoides, que se une al cortisol y ayuda a concluir la respuesta al estrés.

Los resultados de la investigación de Yehuda fueron publicados en American Journal of Psychiatry. El estudio comparó a 80 adultos que tenían por lo menos un padre que era un superviviente del Holocausto con 15 sujetos similares a los participantes cuyos padres no fueron expuestos al Holocausto y no tenían TEPT. El equipo encontró que en los niños cuyos padres tenían TEPT, tenían una metilación más alta deGR-1F. Si la madre y el padre eran sobrevivientes del Holocausto y padecían de (TEPT), los descendientes tenían una menor metilación de esta región promotora. En otras palabras, el estrés en los padres se tradujo en más metilación del promotor en la descendencia, y por lo tanto menos expresión génica, mientras que el estrés en ambos padres parecía tener un efecto opuesto.

En un estudio anterior con el mismo grupo de voluntarios, los investigadores demostraron que los receptores de glucocorticoides de las personas cuyas madres sobrevivieron al Holocausto y tenían TEPT eran más sensibles al cortisol y estas personas también excretaron menos la hormona del estrés en su orina. Los hijos nacidos de padres supervivientes con TEPT mostraron menor sensibilidad al cortisol y mayor excreción en comparación con los sujetos nacidos de madres, pero no de padres, que eran sobrevivientes con Trastorno de Estrés.

Esta es la primera evidencia en seres humanos de una marca epigenética en una progenie basada en la exposición previa a la concepción en un padre.


Respuesta al estrés

El receptor de glucocorticoides fue descubierto en un estudio de 2004 sobre epigenética, en el que un equipo dirigido por Michael Meaney, que estudia genética y comportamiento en la Universidad McGill en Montreal, Canadá, coautor del más reciente artículo con Yehuda, notó que las crías de ratas que eran atendidas por sus madres tenían una mayor expresión de los receptores de glucocorticoides y niveles más bajos de agresividad y comportamiento ansioso. La consolidación se asoció con metilación más baja de una región promotora del gen, que permite la expresión de glucocorticoides.

Yehuda encontró que un proceso similar puede estar ocurriendo en los hijos de sobrevivientes del Holocausto. Para los hijos de padres con TEPT, si tienen un aumento en la metilación, es más probable que tengan una disminución en la actividad del receptor. Un receptor de glucocorticoides menos activo está asociado con mayores cantidades de cortisol circulante, lo que sugiere que los niños de padres con TEPT son probablemente más propensos a la depresión o a estrés crónico.

Lo inverso parece ocurrir en la descendencia de madres con TEPT. En ese caso ocurre una disminución en la metilación, lo que es más probable que tenga un aumento en la expresión génica y la actividad del receptor de glucocorticoides; el receptor será más activo y más sensible.Las madres que sobrevivieron al Holocausto, a menudo temían la separación de sus hijos. Cuando una persona ha estado expuesto a una gran cantidad de pérdidas, está muy preocupado de que seguirá perdiendo a sus seres queridos, pueden experimentar un recelo sobre ellos. Los descendientes del holocausto, a menudo se quejan de que sus madres estaban sobre ellos.

Aunque no se identifica el mecanismo detrás de estos cambios, Yehuda considera que las modificaciones epigenéticas en los padres pueden ocurrir antes de la concepción, pero que en las madres los cambios ocurren antes de la concepción o durante la gestación.

Yehuda cree que es improbable que estas modificaciones bioquímicas ocurrieran en la infancia como resultado de la exposición a las historias de los padres, porque esta explicación no podía explicar las diferencias entre los casos en que el padre o la madre era sobreviviente del Holocausto.

La expresión está impulsada por acontecimientos históricos y síntomas de los padres. Aunque admite que, en principio, los cambios epigenéticos podrían ser simplemente el resultado de oír terribles historias mientras crece, pero si es así, no debería haber diferencias basadas en si la madre o la madre sobrevivió al Holocausto.

Este es un estudio muy importante que nos ayuda a comprender la importancia de la participación materna en comparación con la participación paterna en los efectos epigenéticos en la descendencia.

Pero Tim Bestor, genetista y biólogo de desarrollo en la Universidad de Columbia en Nueva York, es mucho más crítico de los resultados del estudio y de sus métodos. Para él este trabajo es extremadamente polémico, notando que las diferencias en la metilación del promotor entre los diversos grupos son pequeñas, y es difícil decir si son estadísticamente significativas porque el papel no incluye datos crudos sobre los patrones de metilación, sino simplemente los resume.

Además, añade que el receptor de glucocorticoides tiene al menos seis promotores.Sin embargo los investigadores estudiaron sólo uno de ellos, y es uno de los más débiles. Otros estudios han demostrado que este promotor no es metilado.

Aunque los resultados de Yehuda sugieren lo contrario, puesto que aún no se tienen datos primarios.
Yehuda defiende su investigación, pero añade que es un hallazgo bastante matizado. No debe tomarse en el sentido más literal. En el sentido más literal expresa que se muestra un tipo diferente de anormalidad del sistema de estrés basado en si su madre o su padre tienen TEPT.

Un sujeto anónimo del estudio contó que su padre nunca había sido formalmente diagnosticado con TETD. Supó que su padre, que cumplirá 80 años este año, también contó historias esperanzadoras sobre cómo, después de la liberación de la familia del tren, su tío cogió un pollo que su abuela cambió más tarde por harina para hacer una sopa muy básica. Y sobre otro abuelo, uno de los dos supervivientes de un batallón de esclavos húngaro, que pagó un autobús para llevar a su familia a casa.

Sin embargo, si el padre lo padeció entonces probablemente tiene una vulnerabilidad a la depresión o la ansiedad. Las posibilidades son que hay un vínculo real entre los síntomas de tu padre y los suyos, y los problemas no son necesariamente una función de una transmisión genética, sino de epigenética.

Referencia:

martes, 21 de marzo de 2017

Va de nuevo: SpaceX sigue haciendo historia en la aeronáutica


Aunque todavía no hay una fecha de lanzamiento oficial para el relanzamiento del cohete de SpaceX, podría ocurrir el 29 de marzo. Durante este vuelo, que colocará el satélite SES-10 en órbita geoestacionaria, la compañía planea reutilizar el refuerzo de primera etapa de Falcon 9 que aterrizó con éxito en un buque de aviones no tripulados. Ese aterrizaje se produjo después de que el Halcón 9 colocó una carga en la Estación Espacial Internacional.
Descenso de Falcon 9. Créditos: SpaceX.

El próximo lanzamiento no ocurrirá antes del 29 de marzo, porque el lanzamiento del cohete Atlas V ocurrirá al 27 de marzo y se requiere alrededor de 48 horas para que la Fuerza Aérea reconfigure su sistema de rastreo. Cambios en el calendario del lanzamiento de Atlas podrían cambiar el lanzamiento de SpaceX a inicios de abril.

De acuerdo a NASASpaceflight.com, una prueba de fuego estática se ha programado para el 26 de marzo. La carga útil, el satélite de comunicaciones SES-10, se encuentra ya lista. Después del lanzamiento, el impulsor llevará a Falcon 9 hacia una trayectoria orbital y en la segunda etapa empujará al satélite hacia una trayectoria geoestacionaria. Mientras tanto, la primera etapa volverá para intentar hacer un retorno a la Tierra. El refuerzo de Falcon 9 reutilizado intentará un segundo aterrizaje no tripulado.

SpaceX ha devuelto más de media docena de cohetes por tierra y por mar, pero aún no ha demostrado la capacidad igualmente de reusar un cohete. El despegue y aterrizaje vertical de los cohetes ha sido durante mucho tiempo un santo grial de la industria aeroespacial, ya que ofrece la promesa de reutilización y cohetes de bajo costo. Blue Origin logró esta hazaña con su cohete New Shepard hace un año. Si SpaceX lo logra con el cohete Falcon 9, hará una fuerte declaración de que el futuro reside en reciclar cohetes, en lugar de gastarlos después de un solo lanzamiento.

Referencia:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...