jueves, 23 de octubre de 2014

Ubuntu 14.10 Utopic Unicorn

Ubuntu 14.10 también llamado "Utopic Unicorn", esta entre nosotros. Es una versión estándar de Ubuntu, no como la versión a largo plazo que fue Ubuntu 14.04 "Trusty Tahir" y a primera vista pareciera que no es una actualización importante; habrá quien diga que no tiene siquiera un nuevo fondo de pantalla pero bastará ver con un poco más de detalle para saber que hay mucho que decir.

Como si fuera una tormenta con la calma que la antecede; los cambios que se avecinan para Ubuntu comienzan a mostrarse.

Novedades

Como de costumbre, hay una serie de actualizaciones de software de Ubuntu. Ubuntu 14.10 utiliza la versión 3.16 del kernel Linux, por lo que trae consigo mayor soporte de hardware. También hay nuevas versiones de LibreOffice, nuevos componentes de GNOME, y todo lo que se ha actualizado en los últimos seis meses transcurridos desde Ubuntu 14.04 ha sido renovado.

Utopic comienza a mostrarse, con mucho menos funciones de lo que se había hablado. Muchas de las nuevas características son para las ediciones de servidor o la nube de Ubuntu. Hay mejoras para LXC (Linux Containers), un servicio de virtualización basada en contenedores y la plataforma de computación en la nube OpenStack.

Cambios a la distancia

El escritorio de Linux es estable y listo para ser utilizado realmente, bastan pequeños ajustes y en el fondo, augura cambios profundos.

Las versiones alpha usan ahora systemd, un nuevo demonio de administración de sistema que está siendo adoptado por las distribuciones de Linux incluyendo la distribución de los padres de Ubuntu, Debian. También utilizan el servidor de pantalla Mir, retirándo el antiguo servidor Xorg X y sistema de visualización de las ventanas.
Junto con Mir viene la próxima versión de escritorio de Unity de Ubuntu: Unity 8. Mir y la última versión de la Unity ya se utilizan en Ubuntu Phone, así que esto es clave para la convergencia entre el teléfono y el escritorio de Ubuntu que utilizarán la misma pantalla y escritorio. Ubuntu Phone es ahora estable y teléfonos de Ubuntu están llegando este año, por lo que los cambios ya vienen.

El camino por delante se ve lleno de baches sin embargo. Ubuntu tiene que conseguir los controladores de gráficos para Mir correctamente. La tarea se complica si tenemos en cuenta que otras distribuciones de Linux como Fedora se están cambiando a un servidor de visualización Wayland en lugar de Mir.

Cuando el escritorio de Ubuntu se convierta en un entorno de escritorio estándar, los cambios serán masivos. Pero por hoy, esta actualización tiene que ver con mejoras sutiles y lentas.

Descarga

Disponible para su descarga desde el 23 de Octubre:

miércoles, 15 de octubre de 2014


Se nos ha pedido hablar este año de la desigualdad y lo primero que ha cruzado por el pensamiento es Ayotzinapa. Allá en Iguala, Guerrero siguen hasta el día de hoy 43 estudiantes desaparecidos. Es un momento de dolor y tristeza, ante lo cual una vez más, la pregunta es ¿qué hacer? ¿cómo actuar?

Estamos nuevamente ante una crisis social, donde el Estado que debe volar por la seguridad de sus ciudadanos ha abandonado esta función, perdido su carácter de legitimidad y se ha vuelto un participe más en la violencia que asola a México. Llamesé Atotzinapa, Tlatlaya, Atenco, Cherán o pueblos indígenas; el panorama es desolador y sombrío: no hay justicia o esta es ajena a la mayoría.

El problema no se reduce a hablar de la falta de un Estado de derecho, cuando la ley sea vuelto ajena al bienestar común y se pone en entredicho cuando se abusa o viola de forma impune. Múltiples movimientos sociales han afirmado lo evidente: los gobiernos favorecen al 1 por ciento de la población; la mayoría es ignorada en el mejor de los casos.

La justicia se ha puesto al servicio de quien tiene el capital, reduciendo y acentuando la desigualdad social, volviendose un instrumento de dominación y control, donde la ilegalidad esta a la orden del día.

En este panorama las demandas no han cambiado, lo que si ha cambiado es la forma en que se emprenden acciones para solucionarlo, desde abajo se ha comenzado a reconstruir, algo que muchos no visualizan o no quieren comprender pero que sucede ahí se crea un nuevo mundo, uno donde caben muchos mundos y en el cual la democracia, justicia y libertad son palpables.

¡Que no nos alcance el olvido!

viernes, 10 de octubre de 2014

La Real Academia Sueca de las Ciencias otorgó el Premio Nobel de Química 2014 a Eric Betzig, Stefan W. Infierno y William E. Moerner por el desarrollo de un super revolver microscópico de fluorescencia.

Superando las limitaciones del microscopio de luz


Al final del siglo 19, Ernst Abbe definió el límite de resolución del microscopio óptico aproximadamente a la mitad de la longitud de onda de la luz, alrededor de 0,2 micrometros. Esto significaba que los científicos podían distinguir las células enteras, así como algunas partes de la célula llamadas orgánelos. Sin embargo, nunca serían capaces de discernir algo tan pequeño como un virus de tamaño normal o proteínas individuales. Créditos: Nobel Prize Foundation.
Durante mucho tiempo la microscopía óptica tuvo una presunta limitación: nunca obtendría una mejor resolución por la limitante de la mitad de la longitud de onda de la luz. Con la ayuda de moléculas fluorescentes los laureados con el Nobel de Química 2014 eludieron de forma ingeniosa esta limitación. Su trabajo innovador ha creado una microscopía óptica en la nanodimensión.

Es lo que se conoce como nanoscopía, los científicos visualizan moléculas individuales dentro de células vivas. Pueden ver cómo las moléculas crean sinapsis entre las células nerviosas en el cerebro; o realizar un seguimiento de las proteínas implicadas en el Parkinson, el Alzheimer y las enfermedades de Huntington, y que agregan; son capaces de observar proteínas individuales en las células recién fertilizadas cuando estas conforman embriones.

Los científicos son ahora capaces de estudiar las células en el más mínimo detalle molecular. En 1873, el microscopista Ernst Abbe estipuló el límite físico para la resolución máxima de la microscopía óptica tradicional: nunca podría llegar a ser mejor que 0,2 micrómetros. Eric Betzig, Stefan W. Infierno y William E. Moerner ahora galardonados con el Premio Nobel de Química 2014 pasaron por alto este límite. Debido a sus logros el microscopio óptico puede ahora mirar en el nanomundo.

Dos principios separados fueron recompensados​​. Uno permite el método de emisión estimulada en la microscopía (STED), desarrollado por Stefan Hell in 2000. Dos rayos láser son utilizados; uno estimula moléculas fluorescentes para que brillen, otra cancela toda la fluorescencia a excepción de un volumen de apenas nanómetros. Usando un escaneo sobre la muestra, a nanómetros de resolución, produce una imagen con una resolución mejor que el límite estipulado por Abbe.

Eric Betzig y William Moerner, trabajando por separado, sentaron las bases para el segundo método, la microscopía de una sola molécula. El método se basa en la posibilidad de poder convertir la fluorescencia de moléculas individuales en un sistema de encendido y apagado. Los científicos escanean la misma zona varias veces, dejando sólo unas pocas moléculas intercaladas brillando cada vez. La superposición de estas imágenes produce una imagen súper densa en el microscopio. En 2006 Eric Betzig utilizó este método por primera vez.

Hoy en día, nanoscopía se utiliza en todo el mundo y produce nuevo conocimiento siendo aún mayor su beneficio a la humanidad.

miércoles, 8 de octubre de 2014

La Real Academia Sueca de las Ciencias ha decidido otorgar el Premio Nobel de Física 2014 a Isamu Akasak, Hiroshi Aman y Shuji Nakamura por la invención de diodos emisores de luz (LEDs) azules que han permitido una energía más brillantey eficiente.

Nueva luz para iluminar el mundo


Los diodos emisores de luz usan materiales semi conductores que tienen la propiedad de emitir fotones (luz) cuando recorre corriente eléctrica (Créditos: Nobel Prize Foundation).
Los laureados con el Nobel inventaron una nueva fuente de luz, amigable con el medio ambiente por tener una alta eficiencia energética: el diodo emisor de luz azul (LEDs). El Nobel recompensa un invento que ha logrado un beneficio a la humanidad; utilizando LEDs azules se ha creado una nueva forma de luz. Con la llegada de las lámparas LED ahora tenemos alternativas más duraderas y más eficientes a las fuentes de luz más antiguas.

Cuando Isamu Akasaki, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura produjeron brillantes haces de luz azul usando semiconductores en la década de 1990, provocaron una transformación fundamental en la tecnología de iluminación. Diodos rojos y verdes habían sido usados durante mucho tiempo, pero no había diodos azules, motivo por el cual las lámparas blancas no podían crearse. A pesar de considerables esfuerzos, tanto en la comunidad científica y en la industria, el LED azul había sido un desafío durante tres décadas.

Los ganadores tuvieron éxito donde todos los demás habían fracasado. Akasaki trabajó junto con Amano en la Universidad de Nagoya, mientras que Nakamura fue empleado en Nichia Chemicals, una pequeña empresa en Tokushima. Sus invenciones fueron revolucionarios. Las bombillas incandescentes habían iluminado el siglo 20; el siglo 21 será iluminado por lámparas LED.

Las lamparas LEDs blancos emiten una luz blanca y brillante, son de larga duración y de alta eficiencia energética. Están en constante mejora: cada vez son más eficiente, con mayor flujo luminoso (medida en lúmenes) comparado con la potencia de entrada eléctrica (medida en vatios). El registro más reciente es poco más de 300 lm/W, comparado con los 16 lúmenes que producen las bombillas regulares y cerca de 70 lúmenes para las lámparas fluorescentes. Puesto que alrededor de una cuarta parte del consumo mundial de electricidad se utiliza para fines de iluminación, los LEDs contribuyen al ahorro de recursos de la Tierra. El consumo de materiales también se ve disminuida por los LEDs duran hasta 100,000 horas, en comparación con las bombillas incandescentes que tienen una media de vida de 1,000 y 10,000 horas para las luces fluorescentes.

La lámpara LED tiene un gran potencial para aumentar la calidad de vida de más de 1,5 mil millones de personas alrededor del mundo que carecen de acceso a las redes de electricidad: debido a los requisitos de baja potencia que puede ser alimentado por energía solar local barata.

La invención del LED azul eficiente tiene apenas veinte años de edad, pero ya ha contribuido a crear luz blanca de una manera totalmente nueva para el beneficio de todos nosotros.

lunes, 6 de octubre de 2014

El Premio Nobel 2014 de Fisiología o Medicina fue entregado con una media del premio a John O'Keefe y la otra mitad a May-Britt Moser y Edvard Moser I. por sus descubrimientos de las células que constituyen un sistema de posicionamiento en el cerebro.

De esta forma el Nobel reconoce la investigación que ha permitido saber dónde estamos, cómo podemos encontrar el camino para ir de un lugar a otro y la forma en que almacenamos la información para trazar de inmediato rutas. El descubrimiento de un "GPS interno" hace que nuestro cerebro pueda orientarse en el espacio, demostrando la especialización celular para la función cognitiva superior.

John O'Keefe en 1971 descubrió el primer componente de este sistema de posicionamiento. Encontró que un tipo de células nerviosas pertenecientes al hipocampo, siempre se activaban cuando una rata encontraba un lugar determinado en una habitación. Otras células nerviosas se activaban cuando la rata estaba en otros lugares. O'Keefe concluyó que estas "células de lugar" formaban un mapa de la habitación.

Más de tres décadas después, en 2005, May-Britt y Edvard Moser descubrieron otro componente clave del sistema de posicionamiento del cerebro. Identificaron otro tipo de célula nerviosa, que llamaron "células grid", capaz de generar un sistema de coordenadas, permitir un posicionamiento preciso y a la vez trazar rutas. Su investigación posterior mostró cómo las células de lugar y grid permiten determinar la posición y la navegación.

Los descubrimientos de John O'Keefe, May-Britt Moser y Edvard Moser han resuelto un problema que ha ocupado a filósofos y científicos durante siglos: ¿cómo el cerebro crea un mapa del espacio que nos rodea y cómo podemos trazar una ruta a través de un complejo medio ambiente?

El sentido del lugar y de navegación son fundamentales para nuestra existencia. El sentido de lugar da una percepción de la posición que tenemos en el medio. La navegación en cambio, está interrelacionada con una sensación de distancia basada en el movimiento y el conocimiento de posiciones previas.

Preguntas sobre el sentido de lugar y la navegación tuvieron a los filósofos y científicos comprometidos por un largo tiempo. Hace más de 200 años, el filósofo alemán Emmanuel Kant argumentó que existen algunas habilidades mentales llamadas conocimiento a priori, independiente de la experiencia. A su juicio, el concepto de espacio era un principio inherente de la mente, a través del cual se percibe el mundo. Con el advenimiento de la psicología del comportamiento durante la segunda mitad del siglo 20, estas preguntas se abordaron de forma experimental. Cuando Edward Tolman examinó ratas moviéndose a través de laberintos, encontró que podían aprender a trazar rutas, y propuso que debía existir un "mapa cognitivo" en el cerebro que les permitía encontrar su camino. Pero las preguntas seguían demorando: ¿cómo se trazaba ese mapa en el cerebro?

John O'Keefe y el lugar en el espacio

John O'Keefe estaba fascinado por el problema de cómo el cerebro controlaba el comportamiento y decidió, a finales de 1960 atacar esta pregunta usando métodos neurofisiológicos. Al grabar señales de las células nerviosas individuales del hipocampo, en ratas que se movían libremente en una habitación, O'Keefe descubrió que ciertas células nerviosas se activaban cuando el animal determinaba un lugar particular en el medio ambiente. Pudo demostrar que estas "células de lugar" no fueron simplemente registrando la información visual, pero fueron acumulando un mapa interno del medio ambiente. O'Keefe concluyó que el hipocampo genera numerosos mapas, representados por la actividad colectiva de células de lugar que se activan en diferentes ambientes. Por lo tanto, la memoria de un entorno puede ser almacenado como una combinación específica de células en el hipocampo.

May-Britt y Edvard Moser encontraron las coordenadas


Las células grid junto con las de posicionamiento constituyen nuestro GPS interno, el cebro humano actua de forma similar al de las ratas. Créditos: Nobel Prize Foundation.
May-Britt y Edvard Moser fueron trazando las conexiones con el hipocampo de ratas que se desplazaban en una habitación cuando descubrieron un patrón sorprendente de la actividad en una parte cercana del cerebro llamada la corteza entorrinal. En este espacio se activan ciertas células cuando la rata pasa varias ubicaciones colocadas en una cuadrícula hexagonal. Cada una de estas células activó un patrón espacial singular y colectivamente estas "células grid", constituyen un sistema de coordenadas que permite la navegación espacial. Junto con otras células de la corteza entorrinal que reconocen la dirección de la cabeza y límites del espacio, forman circuitos con las células de lugar en el hipocampo. Este circuito constituye un sistema global de posicionamiento, un GPS interno, en el cerebro.

Un lugar para los mapas en el cerebro humano


Recientes investigaciones con técnicas de imagen cerebral, así como estudios con pacientes sometidos a neurocirugía, han proporcionado pruebas de que existen células de posicionamiento y grid también en los seres humanos. En los pacientes con enfermedad de Alzheimer, el hipocampo y la corteza entorrinal se ven afectados con frecuencia en una etapa temprana, y estos individuos a menudo pierden su trayectoria y no pueden reconocer el entorno. El conocimiento sobre el sistema de posicionamiento cerebral puede, por lo tanto, ayudar a comprender el mecanismo que sustenta la devastadora pérdida de la memoria espacial que afecta a las personas con esta enfermedad.

El descubrimiento del sistema de posicionamiento del cerebro representa un cambio de paradigma en nuestra comprensión de cómo los conjuntos de células especializadas trabajan juntas para ejecutar funciones cognitivas superiores. Se han abierto nuevas vías para la comprensión de otros procesos cognitivos, como la memoria, el pensamiento y la planificación.

sábado, 4 de octubre de 2014

¿Dónde se origino el VIH?

Una 'Tormenta perfecta' convirtió al VIH de un virus local a un asesino global

Siguiendo sus pasos como si de detectives se trataran, investigadores han logrado reconstruir como el virus ahora conocido como VIH paso de infectar a cazadores-recolectores en Camerún a cerca de 76 millones de personas alrededor del mundo.

Empleando muestras de sangre antiguas crearon una línea de tiempo viral, confirmando que fue en Kinshasa, la capital de la República Democrática del Congo el trampolín para una explosión de la infección, que comenzó alrededor de 1920, y que se ha reconstruido su recorrido posterior.

Una vez que el VIH había desarrollado una infección en Kinshasa, los trabajadores migrantes llevaron de forma gradual el virus al sur a las regiones mineras a través de las nuevas vías férreas. Luego, después de que la República Democrática del Congo se independizó de Bélgica en 1960, el virus se salió de control y se extendió al resto del sur de África, décadas antes de que la enfermedad se reportara por primera vez en 1981, antes de que fuera descubierto oficialmente en 1983.

La muestra más antigua


Mapa de la propagación del VIH, la primera cepa se originó en el Congo hacia 1920. Créditos: National Geographic.
A través de un análisis sobre la composición genética del virus empleando unas 800 muestras de sangre de personas infectadas en la República Democrática del Congo y la República del Congo entre 1959 y finales de 1980 se determinó que la muestra más antigua conocida llamada ZR5 provenía de una persona de Kinshasa en 1959.

A pesar de tener ninguna muestra antes de esa fecha, los investigadores fueron capaces de crear la genealogía del virus hasta 1920, usando para ello diferentes muestras  obtenidas de diversas ubicaciones necesarias para establecer la velocidad a la que las nuevas mutaciones aparecieron en el genoma. Esto les permitió estimar cuándo y dónde surgieron variantes.

Comparando todas las muestras se pudo calcular el lugar y momento probable en que la muestra original surgió, de la misma forma que biólogos crean arboles genealógicos de animales o plantas. Determinado el tiempo y la velocidad de propagación, el equipo reunió la información existente acerca de los acontecimientos que surgieron en la región.

La caza, la responsable


Previamente una investigación realizada por el equipo a acrgo de Beatrice Hahn de la Universidad de Pennsylvania en Filadelfia había estimado que la cepa inicial de VIH saltó a los humanos en el sudeste de Camerún a finales de 1800. La mayoría de los investigadores han sostenido esto probablemente ocurrió cuando un cazador con una herida abierta se infecto con SIV (el equivalente en monos del VIH) de un chimpancé. El virus tuvo entonces probabilidades de haber circulado a nivel local y con el tiempo hizo su camino hacia el sur vía ferrea a Kinshasa a lo largo del sistema fluvial Sangha.

Una vez en Kinshasa, la ciudad más grande en la región, el virus comenzó a propagarse con mayor rapidez. Colonialistas belgas deseosos de explotar minerales en la región de Katanga al sureste de la RDC construyeron un ferrocarril atrayendo hordas de trabajadores a las nuevas minas. Esto representó el 95 por ciento del tráfico de pasajeros de Kinshasa en la República Democrática del Congo en ese momento.

La riqueza mineral de Katanga incluye cobre, cobalto, manganeso y uranio; lo que hizo que decenas de miles de hombres salieran de Kasai para trabajar en las minas.

Para 1922, se cree que 300,000 pasajeros usaban el ferrocarril anualmente. Esto permitió que el virus llegara a las principales ciudades como la capital a 1,000 kilómetros de Katanga a finales de 1930.

El viaje a ninguna parte

La extensión al norte de Kinshasa fue lento, ya que sólo el transporte fluvial estaba disponible, lo que representa sólo el 5 por ciento de los viajes en la República Democrática del Congo. El VIH no llegó al norte del país hasta mediados de la década de 1940, a pesar de que estaba más cerca del epicentro de Kinshasa.

La fase final de la expansión que ocurrió después de la República Democrática del Congo obtuvo su independencia en 1960, que coincidió con un cambio drástico en la cultura, causa probable que ayudó a la propagación del virus. Hasta antes de 1960, trabajadores sexuales Kinshasa normalmente tendrían tres o cuatro parejas habituales. Después de 1960, ese número se quintuplicó.

Varias cepas de VIH se sabe han saltado de los primates a los seres humanos por lo menos en 13 ocasiones, pero sólo una de estas logró su propagación conocida hoy en día. Las últimas investigaciones muestran cómo la cepa VIH-1 M se propaga exponencialmente más o menos al mismo tiempo y lugar que el VIH-1 O. Un factor que limita la propagación de la cepa O parece haber sido la inmunidad natural de las personas hacia esta cepa. Aunque sea más probable que la cepa M, estuvo en el momento adecuado y el lugar correcto.

Referencia:

domingo, 28 de septiembre de 2014

En la búsqueda de más datos sobre el mecanismo de Anticitera

Esta semana arqueólogos se han embarcado en una nueva misión para explorar un antiguo naufragio, del cual proviene uno de los más complicados y complejos artefactos científicos de la antigüedad cuya existencia fue descubierta hace más de 100 años en el Mar Egeo.
Reconstrucción del mecanismo de Anticitera. Créditos: Phys.org.

Mecanismo de Anticitera

El mecanismo de Anticitera, que fue encontrado en el interior de un naufragio romano, cerca de la isla griega de Antikythera, es un antiguo artefacto del cual se piensa tienen al menos 2,000 años. Se cree que este complejo dispositivo fue utilizado por los antiguos griegos para calcular el movimiento de las estrellas y los planetas. El mecanismo se compone de al menos 30 engranajes de bronce diferentes dentro de un marco de madera que estaba decorada con un mínimo de 2,000 caracteres escritos en griego y en dialecto corintio-siracusano.

Se sabe que es uno de los primeros artefactos con engranajes diferenciales, diseñado para seguir el movimiento de cuerpos celestes capaz de predecir las posiciones del Sol y la Luna. En 2008 el investigador Tony Freeth junto con su equipo publicó que el mecanismo servía para fijar con exactitud los Juegos Olimpicos en la antigüedad, los cuales iniciaban en la luna llena más próxima al verano, cada cuatro años.

La historia de este dispositivo está rodeada de misterio. No está claro cómo terminó este dispositivo en las manos de los romanos, pero algunos creen que el buque siniestrado estaba transfiriendo a una mujer de importancia que se casó en Roma. El mecanismo, entre otras riquezas impresionantes a bordo, puede haber sido un regalo de bodas de su familia. Gracias a la datación por carbono, sabemos que esta nave se hundió alrededor del año 60 aC.

En la búsqueda de información

En la búsqueda de más información sobre este enigmático aparato, los investigadores han vuelto a los restos del naufragio con la ayuda de un sofisticado traje de buceo que les permitirá lograr una profundidad a la que no habían llegado antes. El equipo de $ 1.3 millones de dolares permitirá que el equipo bucear a profundidades de 150 metros para poder explorar el barco durante varias horas. Pero antes de que envíen los buzos abajo, el equipo utilizará por primera vez un robot para mapear los restos del naufragio y el fondo del mar alrededor de ella. Se pretende con ello confirmar también la presencia de un segundo barco que los investigadores sospechan se encuentra cerca.

Equipos anteriores de arqueólogos sólo habían sido capaces de operar a una profundidad de 60 metros, el equipo confía en que su expedición cuya duración será un mes encontrará muchos otros artefactos. Hasta el momento, se han hallado 36 estatuas de mármol, varias estatuas de bronce, joyas de oro y restos humanos han sido recuperados de los restos del naufragio. Era un barco que llevaba  inmensas riquezas provenientes de Asia Menor. Pero para los investigadores, el verdadero tesoro son las piezas que faltan del mecanismo.

Si bien los investigadores no tienen idea de lo que puede ocurrir en entre los restos, cualquier información adicional que puede ayudar a explicar el dispositivo extraordinario del siglo I aC orígenes sería interesante por decir menos.

Referencia:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...