lunes, 26 de enero de 2009

El futuro del pingüino emperador

Pingüino Emperador. Créditos: Carlie Reum / National Science Foundation.

Las colonias de pingüinos emperador se enfrentarán a la extinción si continua la tendencia del calentamiento global en lo siguientes cincuenta años.

El calentamiento global sigue cambiando la vida de los biodiversidad, especialmente en los polos de la Tierra tal y como lo documenta Actas de la Academia Nacional de Ciencias un informe elaborado por biólogos que advierte el peligro al que se enfrentan los pingüinos.

Para evitar la extinción los pingüinos tendrán que adaptarse, migrar o cambiar las épocas de su desarrollo, mencione el informe. Sin embargo dado el incremento de gases efecto invernadero y su efecto en el clima antártico, la evolución o migración resulta poco probable para una especie que ha tenido una larga vida en el extremo sur de la Tierra.

En todo el mundo, se hace evidente que algunas especies están mejor adaptadas al cambio climático. Algunas se reproducen más fácilmente, en tanto otras realizan modificaciones genéticas. Sin embargo existe también una forma sutil de la adaptación llamada plasticidad fenotípica que se utiliza para describir como los animales modifican su comportamiento.

De este modo algunas plantas pueden modificar su época de floración para adaptarse mejor al cambio climático, como lo que ocurrió en el ecosistema alrededor del Estanque Walden que permitió que las plantas se adaptaran mejor a las nuevas condiciones climáticas.

A igual que flores del Estanque de Walden, algunas especies de aves en la Antártida colocan sus huevos mucho antes para que así puedan crecer antes de que el hielo se rompa. Sin embargo tal parece que los pingüinos no tienen esta flexibilidad en su comportamiento.

Ante esto, si el hielo marino donde se reproducen y crecen se rompe demasiado rápido los polluelos tienen que entrar al mar mucho antes de que estén preparados. Al mismo tiempo una menor cantidad de hielo representa menos área para que se desarrollen las algas, lo que lleva a que exista menos alimento para los krill, que produce menor alimento para los peces, teniendo menos comida los pingüinos. En el área que estudiaron, Tierra Adelia, la reducción del 10 por ciento del hielo marino redujo la población de pingüinos de aproximadamente al 50 por ciento.

Teniendo en cuenta los datos, los investigadores han modelado en la Tierra Adelia, diez escenarios de cambio climático y sus consecuencias en la población, desarrollados por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). Se calcula un 36 por ciento de posibilidades de que la población de pingüinos emperador se considere casi-extinta, que se define como una disminución de más del 95 por ciento de la población para el año 2100.

Los investigadores tomaron en cuenta que el Mar de Ross ha experimentado un clima al que los científicos consideran sera en un corto plazo de un hielo marino que tenga un aumento. Por ahora, el área se considera el último refugio de las poblaciones de pingüinos emperador, pero esta región también eventualmente tendrá una reducción de la extensión del hielo marino producido por las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero que aumentan aún más, concluyen.

§ Wired

3 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...