miércoles, 14 de enero de 2009

El vuelo del pterosaurio

Representación de un Hatzegopterix. Propiedad de National Geographic.

Imaginemos de pronto a un grupo de reptiles cuyas especies podían llegar a pesar hasta 250 kilos y tener una envergadura en sus alas de hasta 10 metros y sin embargo podían volar.

El grupo de reptiles del que hablo son los pterosaurios (reptiles alados), fueron una orden de reptiles que abarcaba desde especies con el tamaño de un gorrión hasta otras de las dimensiones de una jirafa. Aparecieron hacia finales del Triásico y durante casi 200 millones extendieron sus dominios en los cielos perdurando incluso un poco más que los dinosaurios.

Sus huesos eran delgados y huecos, se alimentaba de peces e insectos. Sus extremidades anteriores eran alas que mediante el alargamiento del cuarto dedo y empleando cuatro falanges se recubría de una membrana de piel que se extendía desde el costado del tronco hasta el muslo.

Antes de que surgieran las aves, los pterosaurios fueron los primeros vertebrados voladores y su descubrimiento supuso cientos de interrogantes para aclarar como podían volar con semejantes dimensiones.

Recientemente Michael B. Habib, M.S. de la Johns Hopkins University School of Medicine, propuso una teoría que podía ayudar a explicar el mecanismo de vuelo. Michael propone que los pterosaurios empleaban musculosas alas apoyadas en sus nudillos para poder desplazarse y así ayudarse a dar saltos a la hora de comenzar a volar.

A diferencia de los pterosaurios las aves emplean solamente sus patas y batenir las alas para emprender el vuelo, de haber hecho esto tal grupo de reptiles no hubieran llegado a tener grandes dimensiones. En las aves el peso de sus patas es una carga en el vuelo e impide que sean musculosas o tengan una gran tamaño.

Es así que emplear la musculatura de las alas, permitía a los pterosaurios poder impulsarse con ss alas y patas para poder saltar y una vez que estaban en el aire poder abatir sus alas para volar.

Habib para demostrar su teoría recolectó datos de 155 aves de veinte especies. Partiendo de esta información calculó la resistencia que tenían los huesos de estas aves y los comparo con lo que se han publicado sobre los pterosaurios. Tal resistencia toma en cuenta la longitud y diámetro de los huesos para medir la fuerza mínima que hay que aplicar a un hueso para que se fracture. Mediante esta información diseño modelos matemáticos sobre la posibilidad de que el grupo de reptiles para emprender su vuelo empleara solamente sus patas y determino la anatomía de tal supuesto.

Fue así como surgió la solución de que el pterosaurio usara sus cuatro extremidades para poder impulsarse eliminando así la concepción de que tales reptiles empleaban acantilados o fuerte corrientes de aire para poder emprender el vuelo. A la vez esta capacidad ofrecería más ventajas sobre sus depredadores.

§ National Geographic | Johns Hopkins University School of Medicine | Johns Hopkins University School of Medicine

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...