jueves, 19 de febrero de 2009

¿Agua líquida en Marte?

Evidencia fotográfica sobre la presencia de agua líquida en una de las patas de la Sonsa Phoenix. Créditos: NASA.

El aterrizador de la Sonda Phoenix pudo haber captado las primeras imágenes de agua líquida en Marte, gotas que salpicaron las patas durante el aterrizaje, comentan miembros de la misión Phoenix.

Tal observación podría explicarse por el descubrimiento anterior de sales de perclorato en el suelo, ya que tales sales pueden mantener el agua en estado líquido incluso por temperaturas por debajo de los cero grados. Al respecto investigadores explican que este efecto anticongelante hace posible la existencia de abundante agua líquida debajo de la superficie de Marte, pero si en verdad existiera debería ser muy salada, hecho que dificultaría la existencia de vida.

Días después del aterrizaje de la Sonda Phoenix el 25 de mayo de 2008, comenzó a mandar las primeras imágenes, una de las cuales mostraba unas salpicaduras en una de sus patas. De forma extraña tales salpicaduras aumentaron su tamaño en los días siguiente, hecho que llevo a una discusión entre el equipo de científicos que trabaja en la misión para deducir cual era la causa de tales salpicaduras.

Una de las posibilidades era que se tratara de gotas de agua salada que crecieron absorbiendo el vapor de agua en la atmósfera, sustentado en estudios del equipo de Phoenix Nilton Renno de la Universidad de Michigan en Ann Arbor, y que tiene como co-autores a otros 21 investigadores, incluyendo al científico jefe de la misión, Peter Smith de la Universidad de Arizona en Tucson. El estudio se presentará en el mes de marzo en la Conferencia de Ciencia Lunar y Planetaria en Houston, Texas.

Agua en Marte

Los cañones y canales similares a ríos son pruebas de un pasado remoto en el que fluía grandes cantidades de agua en Marte. Tal superficie ahora seca, pese a cambios observados en barrancos demuestran la existencia de mantos acuíferos subterráneos que en forma esporádica liberan agua a la superficie.

El lugar del aterrizaje de la Sonda fue en el Ártico de Marte, un lugar demasiado frío para que existiera agua en forma líquida, donde la temperatura nunca subió más de -20° C en los cinco meses que duró la misión.

Sin embargo el agua salada puede permanecer líquida a temperaturas bajas. Las sales de perclorato descubiertas durante la misión de Phoenix lograrían el efecto de anticongelante. Una mezcla entre agua salda y perclorato de sodio mantendría líquida el agua en temperaturas de hasta -70° C.

Si el perclorato estuviera sobre la superficie de Marte disperso y en altas concentraciones, haría posible, existiría la posibilidad de mantos de agua debajo de la superficie de Marte. Y la Sonda Phoenix pudo haber captado imágenes que sustenten tal hipótesis.

Hielo derretido

Los cúmulos observados pudieron haber sido causados por los impulsores del aterrizados que fundieron el hielo. Los impulsores de Phoenix limpiaron la zona de aterrizaje exponiendo así la capa de hielo del subsuelo.

Experimentos realizados en la Tierra han demostrado que los impulsores pudieron haber derretido el hielo de la superficie de un milímetro de la capa superior y haber salpicado con agua fundida la pata del aterrizador. De haber el suficiente perclorato de sales el agua podŕia haber permanecido líquida durante varios días.

Tal hipótesis esta sustentada en el hecho de que la sal es hidroscópica, tiene la capacidad de atraer el agua. En consecuencia, las gotas de fluido salado en Marte tenderían a absorber el vapor de agua procedente de la atmósfera, con lo que la explicación del origen de los cúmulos estaría resuelta. Los datos de la temperatura y humedad reportados por la sonda, correponden al desarrollo de las gotas observadas.

Lo más inquietante son una serie de imágenes que muestran como una gota crece tras absorber el líquido de su vecina, comportamiento típico del agua líquida.

Argumentos que convencen

Mark Mullock responsable del Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado, que ha experimentado con agua salada en condiciones similares a las de la superficie marciana, considera convincente las suposiciones realizadas.

No obstante Michael Hecht del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California considera que los cúmulos son simplemente trozos de hielo que se formaron y crecieron a partir de la congelación del agua en la pata.

¿Condiciones para la vida?

La vida de la misión de Phoenix duro cinco meses, con nulas posibilidades de que vuelva a funcionar, lo que impide que se realicen más investigaciones sobre las salpicaduras en sus patas. Aún así investigaciones en la Tierra que simulan condiciones de agua salada con perclorato continúan en la búsqueda de resultados convincentes. Tales pruebas se completarán en meses.

Pese a los resultados de las investigaciones, el descubrimiento de sal ha abierto la posibilidad de que en mantos subterráneos de Marte hayan formas de vida, de forma similar a las observadas en la Tierra donde microorganismos pueden sobrevivir en condiciones extremas como es el agua demasiada salada.

Aún así resulta difícil. Las concentraciones de sal se miden en una escala donde 1 es agua pura y conforme disminuye son soluciones más saladas. En la Tierra el organismo más adaptado a tales condiciones es un hongo que vive en agua con salinidad de 0.61.

Ahora bien, la presencia de perclorato en agua salada a -70° C, haría que el agua tuviera una concentración de 0.5 en salinidad. Condiciones propicias para formas de vida en la Tierra.

§ New scientist

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...