miércoles, 20 de mayo de 2009

El fósil de Ida, hallado cerca de Frankfurt: es una hembra y se posee el 95% de su esqueleto. El fósil de Ida, hallado cerca de Frankfurt: es una hembra y se posee el 95% de su esqueleto.

El día 19 de mayo fue presentado un fósil que posibilitara mejorar la comprensión que se tiene sobre la evolución de humanos y primates. Ida, como se le ha llamado es un primate similar a un lémur, que se considera pertenece al grupo de los adapoides (ahora extintos).

Su antigüedad torna en los 47 millones, esta casi completo y en perfecto estado (incluso es posible estudiar la comida en su estomago), destaca porque la mayoría de fósiles que se han encontrando están incompletos o en mal estado de conservación.

Se le ha mal llamado "eslabón perdido", un concepto que desde hace años esta en desuso debido a que la evolución no es una cadena lineal, un concepto que en la época de Darwin se usaba para referirse a una especie intermedia entre el hombre y los primates, algo que desde hace tiempo se sabe es el australopitecus. Siendo más correcto llamar a Ida como un fósil transicional, que indica se trata de una especie con rasgos morfólogicos intermedios entre un ancestro y un descendiente, permitiendo entender la evolución como un proceso y colocar a las especies emparentadas por su parentesco en ramas como si de un árbol genealógico se tratara.

Ida, cuyo nombre científico es Darwinius masillae, fue descubierto en 1983 por un coleccionista privado en una mina de carbón cerca de Frankfort, Alemania y posteriormente comprado por Jorn Hurum en 2007.

De un tamaño aproximado a un metro, es hembra, posee cuatro patas y una cola, que puede ayudar a entender como fue la evolución en primates y humanos. Para tener una idea de este parentesco, Darwinus masillae posee características intermedias entre los dos grandes grupos de primates actuales: los estrepsirrinos (que tienen "hocico" húmedo como los perros), y los haplorrinos (como nosotros que tenemos una nariz "seca"). Los estrepsirrinos agrupan a lémures, gálagos o leris, en tanto haplorrinos agrupa a monos, tarseros y humanos. Sus descubridores sitúan a Ida como haplorrino a pesar de tener un parecido a los estrepsirrinos, emparentada con los monos a pesar de ser similar a un lémur debido a que su pie tiene un pulgar oponible, característica de los primates además de poseer uñas en lugar de garras.

§ PLoS ONE | Público | PaleoFreak

1 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...