viernes, 14 de agosto de 2009

Desde hace 70 mil años se usaba el fuego


Evidencia de herramientas empleadas por los primeros seres humanos. A la izquierda silcrete sin tratamiento y a la derecha con cambios en su calor además de la textura debido al tratamiento de calor. Créditos: Arizona Board of Regents.

El reciente descubrimiento del uso del fuego por los seres humanos desde hace 72,000 años, y tal vez antes, sitúa nuevas fechas para el desarrollo de una cognición compleja.

Seres humanos que vivían en costas al sur de África emplearon la pirotecnología -uso controlado del fuego-, como hace meses lo confirmaba también otro descubrimiento en mayo de 2009, para incrementar la calidad y eficiencia en la fabricación de herramientas de piedra, como recoge un artículo que se publica en el número del 14 de agosto de Science.

Un equipo de investigadores que incluyó tres del Instituto de Orígenes Humanos de la Universidad Estatal de Arizona (ASU), subrayan que ""esta tecnología requirió una asociación entre el fuego, el calor y el cambio en la estructura de las piedras", tal hallazgo abre nuevas líneas de investigación en el desarrollo de una cognición compleja en nuestros antepasados.

"La idea del procesamiento de calor demuestra que los primeros seres humanos emplearon el fuego de forma detallada y sofisticada", narra Kyle Brown, autor principal de la Universidad de Ciudad del Cabo, director también da campo y laboratorio en la Bahía den Mossel, Sudáfrica, para el Instituto de Orígenes Humanos de la ASU.

"De este modo se demuestra que los primeros seres humanos modernos datan de hace 72,000 años y tal vez 164,000 años en las costas de Sudáfrica, que usaban procesos complejos y controlados para calentar piedras además de modificarlas, en un procesos conocido como tratamiento por calor", añade Brown.

"La tecnología del tratamiento de calor comienza con un momento -en el cual alguien descubre que al calentar las piedras es más fácil modificarlas-", dijó Curtis Marean, director del proyecto y coautor del artículo. Marean es paleoantropólogo en el Instituto de Orígenes Humanos y profesor en la Escuela de Evolución Humana y Cambio Social en la Facultad de Artes Liberales y Ciencias en la Universidad Estatal de Arizona.

"Este conocimiento se comparte, y de una forma única en los humanos la tecnología lentamente aumenta en complejidad conforme se mejoran las técnicas de calentado, enfriado y descamado", añade Marean.

Tal proceso tecnológico requirió una larga investigación que requería una cognición compleja, además de posiblemente un lenguaje, para que pudiera compartirse y más aún mejorarse.

El calor que transformó una piedra llamada silcrete, bastante mala en un inicio para fabricar herramientas, pero que se volvió una maleable materia prima que permitió a los primeros fabricantes elaborar herramientas dañadas.

¡Eureka!

El Centro de Investigación de Brown busca replicar las herramientas y desechos encontrados en excavaciones arqueológicas para entender cómo y porqué se fabricaron y usaron tales herramientas.

"En estudios de campo con el coautor David Roberts, experto mundial en formación del silcrete, no fue posible hallar afloramientos de piedra con material que encajase en la textura de grano fino y con frecuencia color rojizo de los artefactos en Pinnacle Point" comentó Brown. "El silcrete que se había recopilado no era el adecuado para producir herramientas".

La mayor parte del silcrete que se encontró estaba descamado. Fue poco usual encontrar piezas con un tamaño mayor a unos centímetros. Sin embargo en el 2007, mientras Brown y Marean estaban en una excavación 5-6 de Pinnacle Point (PP5-6) encontraron una escama de silcrete que estaba incrustada e la ceniza, la mayor hasta ese momento encontrada en un lugar arqueológico, de casi 10 centímetros.

"Parecía que había caído de forma accidental en la hoguera", añade Brown. Al examinar las herramientas comenzó a encontrar coincidencias sobre el lustre o brillo que también tenían las herramientas que se habían encontrado en las colecciones de Norteamérica cuando se trataban con calor.

"Fue así como se comenzó a desarrollar la idea del tratamiento por calor", dijo Marean. "La co-asociación de la ceniza cementada con el silcrete, el color rojo del silcrete y su tamaño generaron el momento eureka".

Para poder comprobar su teoría, Brown colocó un poco de piedra de silcrete bajo la hoguera toda una noche, de modo que la piedra estuviera rodeado por el fuego.

"Cuando volví a sacar la piedra al día siguiente, los resultados fueron sorprendentes. Tras estar expuesta al calor, el silcrete adquirió un color profundamente rojo y se descamaba con facilidad. Empleando la replica del silcrete fue posible obtener copias realistas de las herramientas descubiertas y más importante aún tenía el aspecto del silcrete del lugar PP5-6", añade Brown.

Rocas al fuego lento

"Aquí estaban los inicios del fuego y más aún de la ingeniería, los orígenes de la pirotecnología, además del puente de los descubrimientos de la cerámica y del metal".

De acuerdo a Marean, ambas caras del silcrete eran herramientas reusables y con funciones potenciales, desde armas efectivas, excelentes cuchillos y elementos para el trueque.

"Esto explica por qué los primeros seres humanos invertían un esfuerzo en la recolección de madera y el tratamiento de calor para su producción", narra Marean.

Añade que los hogares usados para probar su teoría "fueron diseñados para imitar lo que habían hecho las personas en el pasado: por lo que, no sólo se hizo silcrete calentado, sino también filetes y costillas para medir los perfiles de temperatura con termoacopalción", de acuerdo a Marean.

Comportamiento simbólico y orígenes del humano moderno

"Nuestro descubrimiento demuestra que los primeros seres humanos modernos empleaban la cognición compleja", dijó Brown. "Estas expresión de complejidad cognitiva en la tecnología por los primeros seres humanos de la costa sur de Sudáfrica aporta pruebas de que esta localidad pudo haber sido el origen de un linaje que lleva a todos los seres humanos, que aparecieron hace 100,000 y 200,000 años en África", comenta Marean.

"No hay un consenso sobre en que momento surgió el comportamiento humano moderno, pero hay evidencia de hace 70,000 años que sustenta tal comportamiento simbólico", comenta. "Investigadores buscan evidencias tecnológicas de la cognición compleja, donde el tratamiento por calor puede ser uno de ellos".

"Anteriormente a nuestro trabajo, el tratamiento por calor se considera era originario de Europa hace 25,000 años", comentó Marean. "Hemos modificado tal límite al menos 45,000 años, y, tal vez 139,000 años además de cambiar el lugar geográfico a la punta sur de África en Pinnacle Point".

Tal lugar en África es también prueba del inicio de la explotación de recursos marinos y la modificación de pigmentos -basado en la información del 17 de octubre 2007-, de la revista Nature.

"Con esta combinación de elementos se ha logrado un avance en el conocimiento de los orígenes de los seres humanos modernos, y se demuestra que la cognición humana tuvo un detonante en la línea costera de Sudáfrica durante la fase final clave en los orígenes humanos", dice Marean.

Y fue así que hace 60,000 a 50,000 años "los seres humanos dejaron sus cálidos confines en África y se internaron en los entornos glaciares de Europa y Asia, encontrándose con los Neandertales".

"Hace 35,000 años las poblaciones de Neandertales estaban casi extintas y los sapiens dominaban desde España a China", comenta Marean.

"El dominio del fuego, que lo corrobora el estudio por tratamiento de calor aporta un explicación que permite explicar la migración de a través de la glacial Eurasia -siendo maestros del fuego y la piedra-, que aportaba una ventaja crucial para gente tropical que se internaba en tierras más frías".

ASU News

3 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...