viernes, 15 de enero de 2010

Los neandertales poseían pensamiento simbólico

Conchas usadas como ornamentos corporales. Créditos: PNAS/João Zilhão.

Considerar lo que nos hace seres humanos es entrar en una vastedad de interrogantes porqué ¿Qué define al ser humano? ¿Qué nos caracteriza como especie y cuándo surgieron tales características? Si bien es cierto que existen animales que utilizan herramientas, poseen un lenguaje primitivo o tienen una cultura muy simple, también hay . Unos pocos tienen incluso consciencia de sí mismo y se reconocen en el espejo. Sin embargo, parece que el ser humano es el único que utiliza maquillaje o usa ornamentos. ¿Nos sirve esto como un criterio valido?

Uno de los aspectos que resultan más impresionantes al visitar los restos arqueológicos del antiguo Egipto es la representación de la vida cotidiana. En las pinturas de las paredes aparecen a veces escenas en las que los personajes están en una peluquería o se hacen manicure. Parecería que estan tomadas en el contexto actual y no hay dudas de que esos humanos de hace 4000 ó 5000 años vivían, salvando la distancia tecnológica, como nosotros. Recientemente ha salido un estudio respecto al maquillaje que utilizaban, pero ¿cuándo comenzaron estas prácticas?

Desde hace tiempo se han encontrando restos de abalorios que una vez, hace miles de años, mucho antes que los antiguos egipcios, pertenecieron también al Homo sapiens. Pero antes del Homo sapiens había otros seres que no eran tan distintos de nosotros. Ahora se ha publicado una investigación en la que se afirma que los neandertales usaban ya ornamentación corporal, que es una expresión artística, lo que sugeriría que eran capaces de un pensamiento avanzado.

La creencia popular es que los neandertales tenían unas capacidades cognitivas inferiores a las del Homo sapiens, se les considera torpes e incluso estúpidos, pero este resultado va en contra de ese prejuicio. João Zilhão, de University of Bristol, y sus colaboradores examinaron conchas marinas que una vez usaron un grupo de neandertales, descubriendo que algunas habían contenido pigmentos y otras incluso habían sido perforadas, probablemente para su uso en un collar.

Estas conchas fueron encontradas en lo que hoy es Murcia (sureste de España) en las cuevas de los Aviones y en el abrigo de Antón. Los análisis químicos sobre los pigmentos rojos y amarillos encontrados sugieren que los usaban como cosméticos. La práctica de la ornamentación corporal es aceptada ampliamente por los antropólogos como una prueba de comportamiento moderno y pensamiento simbólico entre los humanos primitivos, pero no estaba reconocido, hasta ahora, en los neandertales. Materiales similares encontrados con anterioridad en asentamientos neandertales se atribuyeron a la contaminación de los estratos o eran muy discutibles.

Esta sería la primera prueba de que hace unos 50.000 años, es decir, 10.000 años antes de que los humanos modernos llegaran a Europa, los neandertales estaban organizados simbólicamente. Demostraría, por tanto, la evolución independiente de capacidades cognitivas avanzadas en el linaje Neandertal.

Los residuos rojizos encontrados contienen lepidocrocita y hematite. El negro estaría compuesto por pirita triturada, que daría un efecto igual al que cabría esperar de una preparación cosmética. Mientras que el pigmento amarillo está compuesto por natrojarosita, un mineral de hierro que también se usó como cosmético en el antiguo Egipto.

La elección de conchas de Spondylus como contenedor para estas recetas quizás esté relacionada con los impresionantes colores púrpuras, rojos o violetas que tienen estas conchas, y que también estaría relacionada con algún comportamiento simbólico o ritual, al igual que lo ha estado en muchos otros contextos arqueológicos en todo el mundo.

El investigador considera que la naturaleza de los intercambios culturales y genéticos ocurridos entre neandertales y humanos modernos, que por esa época encontraron en contacto en Europa, se dio a un mismo nivel, nivel que se habrían alcanzado de manera independiente por ambas partes. Un argumento a favor de este pensamiento simbólico es que aunque con este hallazgo se demuestra que ya tenían esa capacidad hace 50.000 años, probablemente ya estaba presente mucho antes, de la misma manera que no se puede decir que los humanos modernos carecían de la capacidad cognitiva necesaria para inventar la bomba atómica hasta la Segunda Guerra Mundial.

La clave de este descubriendo está en la medida precisa del contenido de los distintos isótopos de carbono presentes en los restos orgánicos, que ha permitido datar con precisión estos restos. Este análisis se realizó en la unidad de radiocarbono de la Universidad de Oxford.

Algunos paleoantropólogos explican por qué las pruebas existentes de arte y pensamiento abstracto son tan escasas en el caso de los neandertales, a diferencia de en el Homo sapiens. Según ellos sería por factores sociales y demográficos. Los neandertales tendrían densidades de población muy bajas y por tanto carecían de la red social amplia necesaria para una comunicación simbólica entre los grupos y dentro de ellos. Los humanos modernos acogieron el comportamiento simbólico cuando fue ventajoso para ellos, y cuando su poblaciones fueron lo suficientemente estables en el tiempo como para mantener vivas estas tradiciones.


Referencias:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...