viernes, 14 de mayo de 2010

Quizá sea posible revertir la sordera

Créditos: Flickr/matthijs.

Escuchar música a un alto volumen con los audifonos puestos es motivo de perdida audición, sin embargo un estudio de células madre en ratones es motivo de esperanza.

Un equipo dirigido por Stefan Heller de la Universidad de Stanford se dispuso a aclarar los principios básicos de cómo el oído interno detecta sonido. Pero también crearon grupos de células que potencialmente pueden reemplazar las dañadas en el oído. Sus hallazgos se publican en Cell.
 
"Básicamente, se estudio la naturaleza del oído interno, lo que se sabe acerca de los procesos en los que esta implicado y luego simplemente se imitó en un tubo de ensayo", narra Heller.

El oído interno contiene pequeñas células de pelo que se deforman cuando las ondas sonoras se transmiten por el medio. Poco se sabe acerca de cómo estas células transforman las ondas acústicas en señales neurales y como se interpreta el sonido, explica Heller.

Aún persisten dudas sobre este sentido en comparación con otras modalidades sensoriales, como la visión, porque el oído interno es menos accesible y hay relativamente pocas células. A diferencia de las células oculares, las células para la audición generalmente no se regeneran una vez que mueren. Terapias con células madre o células derivadas de embriones que pueden convertirse en tipos celulares múltiples, se consideran como la vía mediante la cual se puede restablecer la audición normal.

El equipo de Heller trataron células tomadas de embriones de ratón con varias moléculas de señalización que les convenció para convertirse en células que parecían y funcionaban como las células del oído. El equipo utilizó un microscopio electrónico de barrido, que forma imágenes de alta resolución mediante el bombardeo de la muestra con electrones. Las imágenes revelaron que las células de diferentes alturas unidas entre sí y los bloques formados. Cuando los haces se estimularon mecánicamente con un trozo delgado de vidrio, las células generaron corrientes eléctricas que se asemejan a los producidos por las células ciliadas jóvenes.

Para los pacientes que pierden las células auditivas debido a causas comunes, como daño por ruido, los compuestos tóxicos o la edad, hay una buena posibilidad de que la regeneración de estas células podría ser una alternativa al uso de implantes cocleares, añade Albert Edge, científico de la Universidad de Harvard que investiga formas para reemplazar las células dañadas en el oído interno. "Si realmente funciona bien, podría ser una cura en lugar de un tratamiento", comenta.

El método para crear células de audición también permitirá a los científicos descubrir moléculas que permiten percibir el sonido. Tratando de encontrar un medio que estimule el crecimiento de las nuevas células.

Pero aún queda un largo camino por recorrer. "Sólo porque se han obtenido células en un experimento, eso no significa en el oído se va a hacer que funcionen", dijo Edge.

Para restaurar la audición, los investigadores todavía tienen que encontrar la manera de producir millones de células ciliadas, las células madre que previenen la formación de tumores, y traducir tal procedimiento en las células humanas. "Estoy muy cautelosos en decir que esto conducirá a una cura para la sordera", agrega Heller. La curación se lograra por lo menos en una década.

Hasta entonces, el mejor compromiso posible es escuchar música a un volumen moderado.

Referencia
Janelle Weaver,"Stem Cell Solution for Hearing Loss Makes Progress", Wired.

1 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...