viernes, 3 de septiembre de 2010

¿Se encoge la Luna?

Mapa que muestra la distribución de escarpes lobulares descubiertos hasta el momento. Puntos negros indican escarpes conocidos anteriormente, mientras que los puntos blancos representan escarpas recientemente detectados en las imágenes por la Camara del Lunar Reconnaissance Orbiter. Créditos: NASA/Arizona State University/Smithsonian.

Las imágenes del orbitador lunar LRO de la NASA han mostrado la existencia de 14 escarpes desconocidos hasta ahora en la superficie de la Luna. Los resultados publicados en Science sugieren que estas formaciones geológicas se han originado por fallas producidas hace menos de mil millones de años, lo que implicaría que la Luna se ha enfriado y encogido unos 100 metros en época reciente, e incluso que este proceso este sucediendo en la actualidad.

Las imágenes en alta resolución que ha proporcionado el orbitador LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) de la NASA descubrieron escarpes lobulares en la superficie lunar que indican que el satélite se está encogiendo. El equipo del científico Thomas R. Watters, del  Instituto Smithsonian de EEUU, informa del descubrimiento está semana en la revista Science en el artículo “Evidencias de fallas de empuje recientes en la Luna reveladas por la cámara del LRO”.

“La contracción que expresan estas fallas es de no más de mil millones de años, pero el hecho de que corten impactos de pequeño diámetro, que no haya cráteres de impacto de diámetros grandes superpuestos a los escarpes, así como que su apariencia sea ‘fresca’ y no degradada, sugiere que podrían ser mucho más jóvenes”, narra Watters a SINC.

“Así, las fallas podrían haberse formado muy recientemente y podrían indicar que la Luna todavía se está enfriando y encogiendo hoy en día”, comenta Watters del Centro de Estudios Planetarios y de la Tierra en el Museo Nacional del Aire y el Espacio del Smithsonian.

Los escarpes lobulares son fallas de empuje (elevaciones que tienen un ángulo de inclinación pequeño) producidad en en terrenos altos de la Luna. Tales formaciones se han identificado por primera vez cerca del ecuador lunar con las cámaras panorámicas que se utilizaron en las misiones Apolo 15, 16 y 17. Los nuevos escarpes descubiertos ahora, 14 en total, indican que estas fallas se distribuyen de forma global y no solo en la zona ecuatorial del satélite

El interior de la Luna se enfría

“Las fallas de empuje relativamente jóvenes y distribuidas de forma global muestran una contracción reciente en toda Luna, probablemente debido al enfriamiento del interior lunar, y la cantidad de contracción se estima en cerca de 100 metros en un pasado reciente”, comenta Watters.

“Las nuevas imágenes están cambiando nuestra visión de la Luna”, añade Mark Robinson, de la Escuela de Exploración de la Tierra y el Espacio de la Universidad Estatal de Arizona (EEUU), coautor e investigador principal de la cámara de la sonda LRO. “No sólo hemos detectado muchos escarpes lunares desconocidos anteriormente, sino que estamos observando con mucho más detalle los que se identificaron con las fotografías del Apolo”.

Los científicos confían en obtener pronto nuevos datos sobre la superficie lunar. “Creo que vamos a encontrar muchos más escarpes lobulares a medida que consigamos más y más imágenes en alta resolución con la cámara del LRO, y uno de los proyectos futuros será determinar con mayor exactitud lo jóvenes que son estos escarpes de falla”, concluye Watters.

Referencia:

Thomas R. Watters, et al. “Evidence of Recent Thrust Faulting on the Moon Revealed by the Lunar Reconnaissance Orbiter Camera”. Science 329.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...