sábado, 25 de febrero de 2012

Detector ÓPERA. Créditos: ÓPERA.

El equipo de colaboración ÓPERA, que llegó a los titulares en septiembre, con la pretensión revolucionaria de haber obtenido registros que indicaban que los neutrinos viajaban más rápido que la velocidad de la luz, han identificado dos posibles fuentes de error en su experimento. De no ser así, el resultado habría violado la Teoría Especial de la Relatividad de Einstein, uno de los pilares de la física moderna.

ÓPERA había recogido datos que sugerían que los neutrinos generados en el CERN cerca de Ginebra, Suiza y enviados a 730 kilómetros de su detector en el Laboratorio Nacional en Gran Sasso en Italia, llegaban 60 nanosegundos más rápido que un rayo de luz tardaba en recorrer la misma distancia. Muchos físicos se mostraron escépticos, pero la medición parecía haber sido hecha con cuidado y alcanzó un nivel estadísticamente significativo.

Sin embargo, según un comunicado de ÓPERA que comenzó a circular, dos posibles problemas se han encontrado ahora. Como muchos físicos especularon, ambos están relacionados con el uso pionero del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) para sincronizar los relojes atómicos en cada extremo del haz de neutrinos. En primer lugar, el paso del tiempo en los relojes entre la llegada de la señal de sincronización se debe interpolar y ÓPERA ahora dice que no se hizo correctamente. En segundo lugar, había una posible conexión defectuosa entre la señal del GPS y el reloj maestro de ÓPERA.

Una cuenta anónima como origen, dio la noticia de que ÓPERA pudo haber cometido un error. En ese informe se dice que la conexión defectuosa puede explicar exactamente el efecto de 60 nanosegundos. La declaración oficial de ÓPERA explica en cambio sus dos posibles: la declaración dice, en su totalidad:

El equipo de colaboración ÓPERA, al continuar su campaña de verificaciones en la medición de la velocidad de neutrinos, ha identificado dos cuestiones que pueden afectar significativamente el resultado reportado. El primero está relacionado con el oscilador utilizado para producir los eventos entre las sincronizaciones GPS. El segundo punto está relacionado con la conexión de la fibra óptica que proporciona la señal exterior GPS para el reloj maestro ÓPERA.

Estas dos cuestiones pueden modificar el tiempo de viaje de neutrinos en direcciones opuestas. Mientras continúa nuestra investigación, con el fin de cuantificar de forma inequívoca el efecto sobre el resultado observado, la colaboración está a la espera de realizar una nueva medición de la velocidad de los neutrinos tan pronto como un nuevo haz agrupado este disponible en 2012. Un extenso informe sobre las verificaciones antes mencionadas y los resultados estarán en breve a disposición de los comités científicos y las agencias.

Caren Hagner, miembro de ÓPERA en la Universidad de Hamburgo en Alemania, agrega: "Por el momento, la colaboración ha decidido no hacer una declaración cuantitativa, porque tenemos que volver a revisar y discutir los hallazgos más a fondo".

En el Fermilab, los miembros de la colaboración MINOS (Main Injector Neutrino Oscillation Search) seguirán tratando de hacer su propia medición independiente de la velocidad de los neutrinos, los primeros resultados se esperan a finales de este año.

Referencia:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...