viernes, 15 de febrero de 2013

El meteorito ruso el más grande en un siglo

Explosión rivaliza con explosión nuclear, pero el meteorito es todavía demasiado pequeño para ser detectado por las redes de alerta anticipada.

La estela de meteoro visto en Chelyabinsk, Rusia, el 15 de febrero. La explosión del objeto en la atmósfera dejo heridos a más de 700 personas. Créditos: Chelyabinsk.ru/AP


El meteorito que explotó sobre Rusia esta mañana ha sido el objeto más grande registrado que golpea la Tierra en más de un siglo, de acuerdo a los científicos. Datos infrasónicos recogidos por una red diseñado para inspeccionar ensayos de armas nucleares sugiere que la explosión de hoy liberó cientos de miles de toneladas de energía. Esto lo haría mucho más poderoso que la prueba de arma nuclear por Corea del Norte hace unos días y el meteorito que se estrello en Tunguska en 1908.

"Fue un evento muy, muy poderoso", agrega Margaret Campbell-Brown, astrónomo de la Universidad de Western Ontario en London, Canadá, que ha estudiado los datos de dos estaciones de infrasonido cerca del lugar del impacto. Sus cálculos muestran que el meteorito era de aproximadamente 15 metros de diámetro cuando entró en la atmósfera, y con una masa en alrededor de 7,000 toneladas métricas. "Eso lo convertiría en el objeto más grande registrado para golpear la Tierra desde Tunguska", explica.

Enfoque ocultos



El meteoro apareció alrededor de las 9:25 horas, hora local en la región de Chelyabinsk, cerca de los montes Urales meridionales. Una bola de fuego cegó, la explosión rompió ventanas y cientos de edificios resultaron dañados. Hasta ahora, más de 700 personas se encuentran heridos, principalmente por vidrios rotos, de acuerdo con un comunicado del Ministerio de Emergencias ruso.

A pesar de su enorme tamaño, el objeto no fue detectado hasta que llegó a la atmósfera. "No estoy al tanto de cualquier persona que lo haya visto venir", agrega Heiner Klinkrad, jefe de la oficina de la Agencia Espacial Europea, sobre Desechos Espaciales en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales en Darmstadt, Alemania. Aunque existe una red de telescopios para asteroides que podrían golpear la Tierra, está orientado a detectar objetos más grandes -de entre 100 metros y un kilómetro de tamaño-.

"Objetos similares son casi imposibles de ver hasta un día o dos antes del impacto", agrega Timothy Spahr, director del Centro de Planetas Menores en Cambridge, Massachusetts, que rastrea los asteroides y cuerpos pequeños. Por lo que él sabe, él dice, su centro tampoco detectar la roca se acerca.

El propio meteorito probablemente estaba compuesto de roca, pero podría contener también níquel y hierro. Campbell-Brown añade que es probable que procedía del cinturón de asteroides, una región que contiene cientos de miles de cuerpos rocosos y situados entre Marte y Júpiter. La Agencia Espacial Europea no cree que el meteorito este relacionada con el asteroide mucho más grande conocida como 2012 DA14 , que pasó a 20,000 kilómetros de la Tierra el día de hoy. Tanto al momento de aparición del meteoro y su ubicación indican que se trataban de objetos diferentes, agrega Klinkrad. Campbell-Brown está de acuerdo: "Tuvimos dos acercamientos, y uno de ellos nos dio", expone.

Onda de choque 


Aunque hay informes de fragmentos del meteorito, o meteoritos que golpean la tierra, Klinkrad cree que la gran mayoría de los daños en la región fue causada por ondas de choque de la explosión, ya que el meteorito se desintegro en la atmósfera superior. Campbell-Brown describe que los datos de infrasonido muestra un ángulo de muy poca profundidad de enfoque - una característica que canaliza la mayor parte de la energía de la explosión hacia abajo. Sin embargo, añade, "Es una suerte que no hubiera más daño."

Las estaciones de infrasonido pertenecen a la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, organismo internacional que está diseñado para observar la Tierra en busca de ensayos de armas nucleares. Es poco probable que sea la única fuente de datos sobre el impacto. Tanto Estados Unidos como Rusia tienen satélites en órbita geosíncrona vigilantes a las firmas de calor de lanzamiento de misiles y reingresos de ojivas. El ejército de EE.UU. ha dado a conocer los datos sobre impactos de meteoritos en el pasado, pero no está claro si lo hará para el evento de hoy.

Klinkrad dice que habría sido difícil dar aviso de la explosión. Además de ser relativamente pequeño en tamaño, el meteoroide rocoso probablemente era de color oscuro, lo que hace aún más difícil de detectar en el contexto del espacio. "Sólo podemos vivir con eso", agrega.

Referencia:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...