domingo, 10 de febrero de 2013

Tal parece que los mamíferos placentarios podrían haber surgido luego que el asteroide golpeara.

¿Ancestro? Concepción artística de los primeros mamíferos placentarios. Créditos:
Carl Buell.
El final de la era de los dinosaurios y el aumento de los mamíferos ha logrado formar una historia que fascina. Pero es una historia que ha sido contada muchas veces ahora.

Las primeras versiones, hablaban de inteligentes y veloces mamíferos que dejaron fuera de la competición a dinosaurios lentos y pesados. Con el tiempo, la historia cambió. Los dinosaurios se descubrieron eran rápidos y en realidad sobrevivieron, aunque como aves (los documentos ahora se refieren a la pérdida de "dinosaurios no aviares"). Los mamíferos se hicieron menos inteligente pero si con mayor fortuna, ya que pudieron salir mejor librados del golpe de un asteroide que desencadeno la extinción en masa. Conforme surgían datos provenientes de ADN, la cantidad de suerte implicada parecía cada vez más importante. Los datos indicaron que algunos de los linajes de los modernos mamíferos placentarios habían existido durante millones de años antes que los dinosaurios se extinguieron, pero realmente estos no eran muchos hasta después del evento de extinción.

Un nuevo análisis, publicado en Science vuelve atrás en el tiempo con datos moleculares. Un amplio equipo de autores estudio miles de rasgos individuales de más de 125 especies (40 de ellas sólo conocidas a través de fósiles) para construir la más grande de la reconstrucción de la historia de los mamíferos que se haya intentado hasta el momento. De este modo, encontraron que los primeros mamíferos placentarios probablemente no existieron hasta después de que los dinosaurios no aviarios habían desaparecido, incluso el estudio proporciona algunas pistas de lo que podría haber parecido.

La reconstrucción de la historia de los mamíferos es un reto debido a diversas razones. Para empezar, su historia en el registro fósil es incompleto. Por ejemplo, sabemos que los lémures están relacionados con loris, pero se separaron antes en su isla natal, Madagascar. Sin embargo, simplemente no hay ningún indicio de lémures en el registro fósil, es lo que se denomina un "linaje fantasma" durante decenas de millones de años.

Otras complicaciones se deben al hecho de que la primera gran radiación de los mamíferos placentarios se ve un poco como una explosión. Tomó millones de años para los ecosistemas se recuperaran después de la muerte de los dinosaurios, pero una vez que lo hicieron, nuevas especies y grupos principales de mamíferos aparecieron en rápida sucesión, por lo que el orden preciso en que nuevos grupos surgieron es difícil de determinar.

Todo lo anterior hace bastante difícil el trabajo con el ADN. El momento en que algunas divisiones se puede estimar usando el grado de diferencia entre el ADN de las especies existentes, pero todavía hacen falta elementos para anclar estos "relojes moleculares". En la mayoría de los casos, consiste en encontrar una división en el registro fósil en que se pueda asignar una fecha precisa. Eso es difícil cuando los fósiles describen una historia algo confusa.

El nuevo árbol formado por datos moleculares, donde los autores tienen ahora más de 25 genomas de mamíferos para trabajar, se centra principalmente en los rasgos morfológicos (formas de huesos y órganos). Aunque los rasgos individuales se pueden confundir ya que algunos se pierden y otros evolucionan de forma independiente, un gran catálogo como el usado por los autores pueden proporcionar una imagen clara de cómo las especies se relacionan entre sí. Al emplear fósiles, también pueden proporcionar una indicación de cuándo las diferentes especies se separaron.

Mamífero que data del Cretácico, con mezcla de rasgos de marsupial y placentario.
Créditos: AMNH / S. Goldberg y Novacek M.
Los autores concluyen que algunos linajes de mamíferos son bastante viejos. Monotremas, como el ornitorrinco y el equidna, por ejemplo, datan de unos 200 millones de años en el Triásico. Los marsupiales se separaron en el Jurásico. Hay unos pocos linajes extintos que están más estrechamente relacionados con nosotros que los marsupiales, pero el nuevo árbol  claramente los excluye de los placentarios (y ninguno de ellos sobrevivieron a la extinción en masa). El antepasado de los placentarios parece evolucionar un par de millones de años después de la extinción en masa, y la diversificación realmente se puso en marcha unos cinco millones de años después.

Debido a que el árbol se basa en los rasgos compartidos, los autores fueron capaces de reconstruir lo que parece probablemente una especie ancestral. Estos incluyen algunos detalles notables, incluyendo los nervios específicos (que pueden ser conservados en las superficies óseas) para funciones importantes, como la presencia de grandes regiones del cerebro dedicados al olfato, y el hecho de que los hombres lleven sus testículos en el interior de su abdomen. En términos más generales, el animal probablemente era un pequeño insectívoro, como un híbrido de una zarigüeya de América del Norte y una rata.

El aspecto inesperado de esta llegada tarde a la escena de los placentarios rompe con la ideas de que apareció en Pangea, es decir, mamíferos habrían tenido que cruzar algunas masas de agua significativas. También indica que algunos de ellos se desplazaron un poco. La evidencia fósil, por ejemplo, indica que el Afrotheria, un grupo que incluye a los animales como elefantes y osos hormigueros, probablemente tiene su inicio en el Norte o América del Sur, aunque más tarde se extinguió la mayoría de los miembros del grupo en esos continentes.

Aunque este estudio es impresionantemente amplio, no debe ser visto como la última palabra. Todavía hay mucho trabajo que hacer para conseguir que este árbol sea el mejor acuerdo empleando datos de ADN, que a su vez está cambiando con el desarrollo de métodos más sofisticados para generar un reloj molecular. Mientras tanto, debido a la importancia de los datos fósiles en el árbol, un hallazgo significativo podría alterar su forma. La historia de los mamíferos puede llegar a ser contada de nuevo.

Referencia:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...