martes, 30 de abril de 2013

Cristales de Tiempo podrían cambiar las teorías sobre el tiempo

Físicos tienen previsto crear un "cristal del tiempo", un objeto teórico que se mueve en un patrón de repetición sin utilizar la energía, en el interior de un dispositivo llamado trampa de iones. Créditos: Hartmut Häffner

En febrero de 2012, el físico Frank Wilczek, el ganador del Premio Nobel, decidió hacer pública una idea un tanto extraña y vergonzosa, que le preocupaba,. Por imposible que pareciera, Wilczek había desarrollado una prueba aparente de  los "cristales de tiempo" -estructuras físicas que se mueven en un patrón repetitivo, como diminutos relojes de redondeo, sin gastar energía o concluir-. A diferencia de los relojes u otros objetos conocidos, los cristales del tiempo derivan su movimiento no de la energía almacenada, sino de una ruptura de la simetría del tiempo, lo que permite una forma especial de movimiento perpetuo.

"La mayoría de la investigación en la física es una continuación de las cosas que han pasado antes", explica Wilczek, profesor en el Instituto de Tecnología de Massachusetts. Esto, es "una especie fuera de lugar."

La idea de Wilczek se une con una débil respuesta de los físicos. Él, un brillante profesor conocido por desarrollar teorías exóticas que más tarde entraron en la corriente principal, incluyendo la existencia de partículas llamadas axiones y aniones, además del descubrimiento de una propiedad de las fuerzas nucleares conocidas como libertad asintótica (por la que compartió el Premio Nobel de Física en 2004) . Pero el movimiento perpetuo, considerado imposible por las leyes fundamentales de la física, es difícil de admitir. ¿El trabajo constituye un avance importante o posee una lógica defectuosa? Jakub Zakrzewski, profesor de física y óptica atómica en la Universidad Jagellónica de Polonia, escribió una perspectiva de la investigación que acompaña la publicación de Wilczek, donde escribe: "Simplemente no lo sé."

Ahora, un avance tecnológico ha hecho posible a los físicos poner a prueba la idea. Planean construir un cristal del tiempo, no con la esperanza de que este movimiento perpetuo vaya a generar una fuente inagotable de energía (como los inventores se han esforzado en vano de hacer por más de mil años), pero puede contribuir a una mejor teoría del tiempo mismo.

Un concepto loco


La idea surgió a Wilczek mientras preparaba una conferencia de clase en 2010. "Estaba pensando en la clasificación de los cristales, y entonces, se me ocurrió que es natural pensar en el espacio y el tiempo juntos", dijo. "Así que si usted piensa en cristales en el espacio, es muy natural también para pensar en la clasificación de la conducta cristalina del tiempo."

En la materia cristaliza, sus átomos se organizan espontáneamente en filas, columnas y pilas de una red tridimensional. Cada átomo ocupa un "punto de la red", pero el equilibrio de fuerzas entre los átomos no les permite habitar el espacio entre ellos. Debido a que los átomos de repente tienen un discreto, no continuo, conjunto de opciones para que puedan existir, se les denomina cristales para romper la simetría espacial de la naturaleza - la regla habitual de que todos los lugares en el espacio son equivalentes. Pero ¿qué pasa con la simetría temporal de la naturaleza - la regla de que los objetos permanezcan estables a través del tiempo?

El ganador del Premio Nobel el físico Frank Wilczek ha desarrollado teorías extravagantes que eventualmente entran en la corriente principal. "Por supuesto que no todo lo que hago funciona", agrega.

Wilczek reflexionó sobre la posibilidad. Con el tiempo, sus ecuaciones indican que los átomos pueden formar un enrejado con una repetición regular en el tiempo, volviendo a su disposición inicial sólo después de intervalos discretos (no continuos), se rompe la simetría del tiempo. Sin consumo o producción de energía, cristales del tiempo serían estables, en lo que los físicos llaman su "estado fundamental", a pesar de las variaciones cíclicas de la estructura que los científicos dicen que se puede interpretar como movimiento perpetuo.

"Para un físico, esto es realmente un concepto loco para pensar en un estado fundamental, que es dependiente del tiempo", comenta Hartmut Haffner, físico cuántico de la Universidad de California en Berkeley. "La definición de un estado fundamental es que esta en energía cero. Pero si el estado es dependiente del tiempo, implica que los cambios de energía o algo están cambiando. Algo se mueve alrededor."

¿Cómo puede algo moverse y mantenerse en movimiento por siempre, sin gasto de energía? Parece una idea absurda -una ruptura importante de las leyes aceptadas de la física-. Pero los papeles de Wilczek en mecánica cuántica y clásica sobre cristales del tiempo (este último co-escrito por Alfred Shapere de la Universidad de Kentucky) sobrevivieron a un panel de revisores expertos y se publicaron en Physical Review Letters, en octubre de 2012. Wilczek no pretende conocer si existen objetos que rompan la simetría del tiempo en la naturaleza, pero de forma experimental trata de hacer uno.

"Es como dibujar objetivos y esperar flechas para golpearlos", comenta. "Si no hay una barrera lógica tal comportamiento sucederá, por lo que espera se lleve a cabo."

La gran prueba


En junio, un grupo de físicos dirigido por Xiang Zhang, un ingiero especializado en nanotecnología en Berkeley y Tongcang Li, físico e investigador de post doctorado en el grupo de Zhang, propuso la creación de un cristal del tiempo en forma de un anillo persistente basado en rotación de átomos cargados, o iones. (Li dijo que había estado contemplando la idea antes de leer la investigación de Wilczek.) El artículo del grupo se publicó con Wilczek en la revista Physical Review Letters.

Desde entonces, un solo crítico -Patrick Bruno, físico teórico en la Instalación Sincrotrón Europea de Radiación en Francia -ha expresado su desacuerdo con la literatura académica. Bruno piensa que Wilczek y compañía erróneamente han identificado un comportamiento dependiente del tiempo en objetos con estados energéticos excitados, en lugar de sus estados fundamentales. No hay nada sorprendente acerca de objetos con excedente de energía que se mueven de manera cíclica, con el movimiento de descomposición en el cual disipe energía. Para ser un cristal del tiempo, un objeto debe exhibir movimiento perpetuo en su estado fundamental.

El comentario de Bruno y la respuesta de Wilczek aparecieron en la revista Physical Review Letters de marzo de 2013. Bruno demostró que un estado de energía más baja es posible en un sistema modelo que Wilczek había propuesto como un ejemplo hipotético de un cristal cuántico de tiempo. Wilczek considera que aunque no es ejemplo de un cristal de tiempo, no concibe el error al "poner en tela de juicio conceptos básicos."

"He demostrado que el ejemplo no es correcto", reitera Bruno. "Pero no tengo ninguna prueba general, hasta ahora, por lo menos."

El debate probablemente no se liquidará el punto de vista teórico. "La pelota está realmente en las manos de nuestros colegas experimentales", comparte Zakrzewski.

Un equipo internacional dirigido por científicos de Berkeley están preparando un elaborado experimento de laboratorio, aunque puede tomar "entre tres y el infinito" años en completarse, dependiendo de los fondos o dificultades técnicas imprevistas, describe Haffner, el investigador co-principal con Zhang. La esperanza es que los cristales de tiempo impulsen la física más allá de las leyes precisas, pero al parecer imperfectas para la mecánica cuántica y abrir el camino a una teoría más grande.

"Estoy muy interesado en ver si puedo hacer una nueva contribución a raíz como Einstein", agrega Li. "La mecánica cuántica no es completa."

Para construir un anillo de Ion

Una ilustración del experimento cristal del tiempo previsto. Los campos eléctricos se utilizarán para acorralar a los iones de calcio en una "trampa" 100 micrones de ancho, donde formarán un anillo cristalino. Los científicos creen que un campo magnético estático hará que el anillo gire. Créditos: Hartmut Häffner.

En la teoría de la relatividad general (el conjunto de leyes que rigen la gravedad y estructura a gran escala del universo) de Albert Einstein, las dimensiones del tiempo y el espacio se entrelazan en la misma tela, conocido como el espacio-tiempo. Pero en la mecánica cuántica (las leyes que gobiernan las interacciones en la escala subatómica), la dimensión temporal se representa de una manera diferente a las tres dimensiones del espacio - "una asimetría preocupante y estéticamente desagradable", define Zakrzewski.

Los diferentes tratamientos de tiempo pueden ser una fuente de incompatibilidad entre la relatividad general y la mecánica cuántica, por lo menos uno de los cuales debe ser modificado para que haya una teoría que abarque toda la gravedad cuántica (ampliamente visto como un objetivo importante de la física teórica). ¿Qué concepto de tiempo es la correcta?

Si los cristales del tiempo son capaces de romper la simetría del tiempo de la misma manera que los cristales convencionales rompen la simetría espacial, se puede decir "que en la naturaleza dos cantidades parecen tener propiedades similares, y que en última instancia, deben reflejarse en una teoría", comparte Häffner. Esto sugeriría que la mecánica cuántica no es suficiente, y que una mejor teoría cuántica podría tratar el tiempo y el espacio como dos hilos de la misma tela.

El equipo de Berkeley intentará construir un cristal del tiempo mediante la inyección de 100 iones de calcio en una pequeña cámara rodeada por electrodos. El campo eléctrico generado por los electrodos acorralará a los iones en una "trampa" 100 micrones de ancho, o más o menos la anchura de un cabello humano. Los científicos deben calibrar con precisión los electrodos para suavizar el terreno. Debido a que las cargas iguales se repelen, los iones se manifestarán en el espacio de manera uniforme alrededor del borde exterior de la trampa, formando un anillo cristalino.

Al principio, los iones vibrarán en un estado excitado, pero los láseres de diodo, como los que se encuentran en los reproductores de DVD se usarán para dispersar gradualmente lejos la energía cinética extra. Según los cálculos del grupo, el anillo de iones debe acomodarse en su estado fundamental cuando los iones sean enfriados por el láser de alrededor de una mil millonésima de grado sobre el cero absoluto. El acceso a este régimen de temperatura a largo plazo podría haber sido obstruido por el calor que emana la trampa de fondo de electrodos, pero en septiembre, una técnica de avance para la limpieza de contaminantes de la superficie de electrodos habilitó una reducción de 100 veces el calor de fondo en la trampa de iones. "Eso es exactamente el factor que tenemos que hacer llegar esta experiencia", opina Häffner.

A continuación, los investigadores cambiarán el campo magnético-estático en la trampa, lo que en su teoría dice debería inducir a los iones para comenzar a girar (y seguir haciéndolo indefinidamente). Si todo va según lo previsto, los iones se desplazarán en torno a su punto de partida, a intervalos determinados, formando un entramado repitiendo regularmente en el tiempo, rompiendo de esta forma la simetría temporal.

Para ver la rotación del anillo, los científicos emplearán uno de los iones con un láser, efectivamente marcado por ponerlo en un estado electrónico diferente a los otros 99 iones. Se mantendrá brillante (para revelar su nueva ubicación) cuando los otros estén oscurecidos por un segundo láser.

Si el ion brillante está girando el anillo a una velocidad constante, los científicos demostrarán, por primera vez, que la simetría de translación de tiempo puede ser rota. "Realmente va a desafiar nuestro entendimiento", añade Li. "Pero primero tenemos que demostrar que realmente existe."

Hasta que eso ocurra, algunos físicos seguirán siendo muy escépticos. "Personalmente, creo que no es posible detectar el movimiento en el estado fundamental", describe Bruno. "Ellos pueden ser capaces de hacer un anillo de iones en una trampa toroidal y hacer algo de física interesante con eso, pero no van a ver su reloj cada vez que hace tictac como ellos dicen."

Referencia:

sábado, 27 de abril de 2013

Pulsar y enanas blancas giran en espiral hacia la otra a una velocidad predicha por la relatividad general.
Dos estrellas orbitan entre sí en una órbita que ajusta cada vez más a lo predicho por la relatividad general -según el cual las estrellas pierden energía emanando ondas gravitacionales (espirales azules en la impresión de este artista)-. Créditos: Luis Calçada / ESO.

La teoría de la gravedad de Albert Einstein ha pasado su prueba astrofísica más estricta, prediciendo correctamente cómo un par de estrechas órbitas pertenecientes a estrellas densas están en espiral una hacia la otra.

Los resultados descartan una subclase de teorías de la gravedad, relata John Antoniadis, del Instituto Max Planck de Radioastronomía en Bonn, Alemania, y sus colegas en Science.

"Este sistema ofrece una rara oportunidad para limitar muchos modelos que no pertenecen a la teoría de Einstein sobre la gravedad", comenta Alan Kostelecký, físico teórico en la Universidad de Indiana en Bloomington, quien no participó en el estudio.

El dúo estelar comprende una estrella de neutrones -restos ultradensos de la explosión de una supernova- y el remanente compacto de una estrella similar al Sol, conocida como una enana blanca.

Como un reloj


Ryan Lynch, miembro del equipo, de la Universidad McGill en Montreal, Canadá, descubrió la estrella de neutrones con Robert C. Byrd de Green Bank Telescope en West Virginia. La estrella se clasifica como un pulsar, porque a medida que gira rápidamente emite ondas de radio que barren el cielo con un reloj regularidad -cerca de 25 veces por segundo-.

Lynch y otros colaboradores identificaron entonces una enana blanca envejeciendo en la misma ubicación que el pulsar, mediante la observación con Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral en Paranal, Chile, luego calcularon las masas de ambas estrellas, que eran cruciales para probar la teoría de la gravedad. El púlsar, inclina la balanza dos veces sobre la masa del Sol, siendo la estrella de neutrones más masiva jamás medida.

La relatividad general predice que los objetos celestes que orbitan entre sí producen ondulaciones en el tejido del espacio-tiempo, conocidas como ondas gravitacionales. El efecto es demasiado pequeño para tener consecuencia detectables en objetos que no son extremadamente masivos y en órbitas cercanas. Pero debido a que estos dos estrellas son tan masivas y separadas por una distancia relativamente pequeña (sólo dos veces la distancia entre la Tierra y la luna), se espera irradia una cantidad sustancial de energía en forma de ondas gravitacionales.

Las ondas gravitacionales todavía no se han detectado directamente. Sin embargo, la energía causante de las olas es provocada por la órbita de dos estrechos colaboradores estelares reducirían su monto específico, de acuerdo con la relatividad general. Ese efecto, documentado por primera vez en un par de estrellas -un púlsar y una estrella de neutrones que están en órbitas más separadas y menos extremas en su peso- obtuvo el Premio Nobel de Física en 1993.

Para el par recientemente descubierta, la relatividad general predice que el período orbital es de 2.46 horas que disminuye en ocho millonésimas de segundo año. Esa pequeña disminución es justo lo que Antoniadis y sus colaboradores han descubierto, usando tres grandes antenas de radio en la Tierra para medir las variaciones en el tiempo de llegada de las ondas de radio del púlsar.

Los físicos esperan que la relatividad general se rompa en algún nivel, porque es incompatible con la mecánica cuántica, señala Lynch. "Pero los resultados de nuestro estudio muestran que tendremos que mirar aún más difícil encontrar el momento en que sucede", añade.

El hallazgo descarta un grupo de teorías alternativas de la gravedad, según el cual la órbita de la pareja estelar debería reducirse mucho más rápido que lo predicho por la relatividad general, afirma Antoniadis.

El físico Clifford Will de la Universidad de Florida en Gainesville, dice que el equipo ha reducido el número de posibles alternativas a la relatividad general. Sin embargo, piensa que Antoniadis y sus colegas "exageran un poco las implicaciones de los resultados para probar la relatividad general", y señaló que todavía hay muchas teorías que deben probarse con los nuevos datos.

Referencia:

jueves, 25 de abril de 2013

Ubuntu 13.04 "Raring Ringtail"

Desde el día de hoy esta disponible para descarga la más reciente versión de Ubuntu, 13.04 llamada
Raring Ringtail.

Ubuntu 13.04 esta basado en el kernel oficial de Linux 3.8.5. No obstante aún no esta presente Smart Scopes, un servicio de búsqueda que emplea servidores para ofrecer resultados basados en la relevancia para el usuario, que se espera este disponible hasta Ubuntu 13.10. 

A su vez ha desaparecido WUBI, la herramienta que permitía la instalación de Ubuntu desde Windows. Su ausencia se debe a la falta de actualizaciones de un instalador para Windows 8 entre otros problemas, no obstante Canonical no ha informado si aparecerá o no en futuras versiones.

Mejoras generales

 Apport ahora informa de bloqueos desde la carga para detectar problemas incluso en el inicio. El centro de actualizaciones, Software Updater en su versión 13.04 ha simplificado la forma en que se observan aplicaciones y paquetes instalados.

Incluye a su vez "una vista previa de la tecnología" Upstart para supervisar el escritorio del usuario. Desactivada por defecto pero que puede activarse.

La implementación de la más reciente versión de CUPS involucra un cambio en la administración de la impresión en red. De esta forma se consigue un mejor control y administración de las impresoras disponibles e la res, permitiendo que sea usada por dispositivos moviles.

En el aspecto social se incorpora un servicio Amigos que sustituye a Gwibber, no es necesario una transición por defecto la lente amigos sustituye a Gwibber .

Unity 7

 La reciente versión de Unity contiene múltiples mejoras, reduce el consumo de memoria y correcciones en la interfaz mejoran la experiencia general. Además incorpora nuevos paquetes de iconos en su esfuerzo por ser parte central y activa de Ubuntu.

LibreOffice 4.0

Libre Office en su versión 4.0 tiene como principales mejoras: integración con Firefox, menos dependencia de Java y permite importar PDFs.

Descarga


Disponible en descarga desde el 25 de abril:
Y en sus diferentes versiones, recomendando como siempre la descarga vía Bittorrent:

lunes, 22 de abril de 2013

IX

Agosto 30 

Día de los desaparecidos



Desaparecidos: los muertos sin tumba, las tumbas sin nombre
Y también:
los bosques nativos,
las estrellas en noche de las ciudades,
el aroma de las flores,
el sabor de las frutas,
las cartas escritas a mano,
los viejos cafés donde había tiempo para perder el tiempo,
el fútbol de la calle,
el derecho a caminar,
el derecho a respirar,
los empleos seguros,
las jubilaciones seguras,
las casas sin rejas,
las puertas sin cerradura,
el sentido comunitario
y el sentido común.

["Los hijos de los días" de Eduardo Galeano]

sábado, 20 de abril de 2013


La revista de homeopatía contiene una serie de documentos de supuestos para proporcionar evidencia experimental de la memoria del agua, que están compuestos de críticas y polémicas, . Estos estudios tienen una variedad de defectos, pero el claro mensaje que envían es que es posible llevar a cabo experimentos científicos sin el empleo de la metodología científica.

En primer documento titulado "La memoria del agua" es casi un enigma descifrado. Las estructuras diluyentes de soluciones extremadamente diluidas. "El artículo trata de demostrar y explicar la memoria del agua a través de diversas mediciones de las soluciones homeopáticas. Sin embargo, también afirma claramente en su sección de metodogía:

"Es importante hacer hincapié en que, a partir de los estudios realizados hasta la fecha, no se puede derivar información reproducible sobre la influencia de los diferentes grados de dilución homeopática o la naturaleza del principio activo (soluto) en los parámetros fisicoquímicos medidos."

El cuerpo del artículo describe una colección de anécdotas experimentales y de artefacto. Pocos gráficos pretenden demostrar que cuanto más tiempo se deje una solución homeopática, más fuerte se vuelve. Sin siquiera una barra de error o cualquier estadística y con la admisión previa de no reproductibilidad, se podría describir como algo más que un poco escéptico. Vamos a dar por lo menos algunos puntos a los autores para mantener una medida de la objetividad científica, ya que reconocen que las impurezas en el material de vidrio utilizado para preparar sus soluciones constituyen una parte significativa de sus resultados.

Cómo encajar esto con el artículo anterior que pretende explicar que el silicato disuelto es, de hecho, responsables del efecto homeopático. Acerca de la única moraleja que se desprende de este artículo es que si usted busca lo suficiente como para obtener información que apoye su conclusión deseada, usted también puede encontrar lo que parece una señal con ruido de fondo.

Experimentos sin un método experimental


Continuamos con una ponencia titulada "Puede la baja temperatura arrojar luz en la termoluminiscencia de la naturaleza de ultra-altas diluciones?" El cual afirma: "Nuestro objetivo de la investigación ha consistido en tratar de demostrar que altas diluciones son físicamente diferentes del diluyente y tienen, en efecto, una personalidad individual". "Esto resume el enfoque general de los homeópatas en la investigación: no están fuera para investigar las propiedades de un sistema, sino más bien para mostrar que un sistema tiene las propiedades necesarias para justificar sus conclusiones pre-ordenadas. Esto dice mucho de su enfoque de la ciencia como vehículo para la respetabilidad y no como una herramienta de investigación.

El autor, Luis Rey, investiga la estructura de defectos de hielo, un tema interesante. Muestras homeopáticas congeladas se basan en el supuesto de que el hielo resultante mantendrá la estructura impartida al agua. La muestra congelada se irradia a continuación con fotones de alta energía (rayos X o similares). Esto elimina algunos electrones de sus estados normales y consolidados, y acumulan defectos en el hielo. A medida que el hielo se vuelve a calentar, los electrones superan la barrera de la energía necesaria para que vuelvan a su estado asociado y liberan energía en forma de luz, como lo hacen. Mediante el control de la temperatura y la intensidad a la cual se emite la luz, se puede inferir alguna información acerca de la estructura de defectos del hielo. Estudios similares se pueden realizar utilizando métodos más precisos, pero hay que destacar en esta técnica el sonido.

Por alguna razón, Rey utiliza NaCl (sal de mesa) o LiCl disuelto en agua pesada. Sin embargo, la concentración inicial nunca se da, por lo que sólo se puede deducir una escala relativa y nunca se sabe cuando la última sal se ha ido. Sus experimentos en "altas" concentraciones de sal (1/300 a través de 1/900 de la concentración inicial) muestran un pico de luz que aumenta con la disminución de la dilución, el pico se desplaza a temperaturas ligeramente más bajas a bajas concentraciones. Esto es sólo gritar para el análisis, pero no la recibe. No es comparado con un control, por lo que no hay manera de confirmar que el ingrediente activo este influyendo en los resultados. La escala en el gráfico que muestra la intensidad de la emisión no está claramente definido, y no se ofrece una manera de comparar un gráfico con otro.

Se pone peor. En la primera gráfica, todos los datos son LiCl, y el hielo se irradia con un haz de electrones. El segundo conjunto de datos usa rayos gamma y el agua que contenían diferentes materiales. Claramente, no hay comparación que se pueda hacer entre los gráficos y, en algunos casos, entre trazas en el mismo gráfico. Esto por sí solo significa que no se puede determinar con precisión si los conjuntos de datos son diferentes, o algún efecto, asumiendo que uno estaba presente, podría ser identificado con este enfoque.

El enfoque experimental aquí pone de relieve el contraste con la ciencia. Los experimentos fueron diseñados para llegar a una conclusión específica, pese a que siga prácticas científicas como controles y la normalización de datos ambos pueden ser descartados.

Datos inesperados produce saltos lógicos


Otro documento se titula "Los efectos estructurales en el agua a largo plazo" El documento está escrito por dos físicos que han estado explorando resultados anómalos en un sistema experimental específico desde 1970. El sistema consiste en un filamento delgado y flexible que se usa para suspender una placa de metal que se sumerge en un recipiente cubierto de agua. Aunque ninguno de estos resultados, parece que se han publicado, se puede obtener una idea de ellos a través de un documento en el arXiv (PDF).

Si el agua fuese un fluido ideal, sin fricción, al torcer el filamento debería crear un estrés que se traduciría inmediatamente en el movimiento de rotación de la placa de debajo de ella. No lo hace, y la totalidad de sus observaciones puede explicarse a través de las diferencias entre la fricción estática y dinámica. Esto no es una sorpresa, alguien que haya estad en un laboratorio de física de la escuela secundaria se da cuenta de que la realidad generalmente se desvía del ideal. La respuesta típica por los científicos es tratar de identificar cualquier fuente(s) del error experimental y eliminar o controlarla.

Estos investigadores han optado por seguir este camino. En cambio, han dado a la desviación un nombre ("autothixotropy"), caracterizado por las formas en que el sistema difiere de las expectativas, y llegan a la conclusión de que debe resultar de una propiedad previamente no reconocida del agua.

La autothixotropy es la clave por el cual el filamento gira, mientras las placas sumergidas en agua no giran inmediatamente, en su lugar, la tensión se acumula hasta que la placa gira de repente. La resistencia a la rotación se incrementa con la cantidad de tiempo que el agua se ha dejado sin perturbar y aumenta aún más si la placa está sólo parcialmente sumergida. La resistencia también aumenta si el agua ha sido hervida y desaparece por completo si el agua es desionizada. Si el agua todavía se agita, la resistencia desaparece, pero se restablece más rápidamente en agua recién hervida.

Saltar a conclusiones injustificadas


Colectivamente, se puede pensar en fuentes potenciales de algunos de estos fenómenos. Y estamos seguros de que lo siguiente no hubiera estado entre ellos: En cuanto a la explicación, una hipótesis basada en la "polimerización efímera" de agua parece plausible.

El documento es una extraña mezcla de resultados experimentales y las implicaciones que normalmente se ponen en la discusión. También incluye la primera "lección moral" que hemos visto en un artículo científico.

Moraleja: Si dos diferentes observaciones parecen ser incompatibles entre sí en el marco de una teoría establecida, la explicación más probable no es que una de las observaciones está mal, sino que la teoría es incorrecta o incompleta, al menos, eso y que las observaciones descubiertas que son auto-consistentes.

Tienen razón en el sentido de que todas las teorías son incompletas, pero es importante añadir que no todos los datos desconcertantes son indicación de que una teoría está incompleta.

Cuando la discusión llega, no hay justificación de la conclusión de los autores de que estos fenómenos apuntan a la existencia de estructuras complejas en el agua, ni tampoco existe ninguna contemplación de explicaciones alternativas. En su lugar, la atención se centra en las características adicionales de los grupos de moléculas de agua que hasta ahora se supone existen. Es como si los autores consideraron que lógicamente conexión de A a B no era necesaria y que se podría ir directamente a Q.

La última frase del artículo es lo más parecido a la ciencia en toda la pieza. Los autores sugieren que "la comparación de experimentos con agua natural destilada y agua destilada desionizada permite deducir que la causa de las agrupaciones macroscópicas de las moléculas de agua son los iones contenidos en el agua." Está formulada para asumir conclusiones no compatibles, pero hay destellos de una pista allí. Fácilmente podríamos imaginar una serie de experimentos utilizando diferentes diluciones (medibles) de una colección de sales que nos acercan a la comprensión de por lo menos algunos aspectos de estas observaciones.

Como los autores han pasado desde 1978 sin demostrar este tipo de hechos científicos, esperamos que no vayan a jubilarse antes de realizar este tipo de experimentos.

Una explicación en busca de un fenómeno


La edición especial contiene un artículo único que actúa como contrapeso, uno con la frase "una visión escéptica" en el título. Su resumen es bastante contundente, diciendo: "Se ha sugerido que el agua puede retener una "memoria" de las sustancias que han sido disueltos en ella antes de las diluciones sucesivas. En el documento hace hincapié en el hecho de que esta idea no es compatible con nuestro conocimiento de la agua pura".

El punto del autor es que los homeópatas sólo deben renunciar a la "memoria del agua" cosa que va en contra de todo lo que sabemos. En cambio, los homeópatas deben tratar a sus medicamentos como cualquier otro y someterlos a una prueba médica doble ciego. Hasta cierto punto, el autor trata de conseguir que los pseudocientíficos vayan a molestar a algún otro campo. Pero es difícil discutir, sino que sería el colmo de lo absurdo reescribir gran parte de lo que sabemos acerca de la química y la física con el fin de incorporar un efecto que no se ha demostrado que exista de forma concluyente.

Los síntomas de la pseudociencia


Si la práctica de la homeopatía convierte el agua en un mecanismo para ayudar a las personas a sentirse mejor a través de un efecto placebo, el único problema es asegurar que no se impida que las personas que realmente necesitan intervención médica la reciban.

Sin embargo, un subconjunto de la comunidad homeopática ha exigido constantemente que su práctica se considere médica y científica, presumiblemente para conseguir la credibilidad que la medicina tradicional recibe. Pero esperan lograr esto sin tener que incurrir en prácticas científicas. De este modo, han adoptado muchas de las técnicas utilizadas en otros campos de la pseudociencia:

  • No hacer caso de cuestiones ya resueltas en la ciencia: Sabemos mucho sobre el comportamiento del agua (evolución y otros temas polémicos), pero hay muchos esfuerzos para introducir nuevos conceptos científicos sin tener que hacer frente al actual cuerpo de conocimientos. Como tal, muchos de los principios básicos de temas tales como la homeopatía parecen estar sin conexión en la realidad tal como la entendemos.
  • Aplicación incorrecta de la verdadera ciencia: la mecánica cuántica es una descripción innegable de éxito en algunas partes del mundo natural, pero las limitaciones de su aplicabilidad son ampliamente reconocidos por la comunidad científica (si no el público en general). Pseudocientíficos como homeópatas parecen estar dirigiendo cínicamente esta clase de ignorancia mediante la aplicación de principios científicos a temas inapropiados.

  • Rechazo de las normas científicas: Durante siglos, la ciencia ha establecido estándares de prueba y experimento para asegurar que los datos se mantienen consistentes y reproducibles. Sin embargo, estas fortalezas se presentan como puntos débiles que hacen a la ciencia impermeable a nuevas ideas, una postura que acompaña a menudo...

  • Reclamaciones de supresión: La pseudociencia es rechazada porque no cumple con los estándares mantenidos por la comunidad científica. Por lo tanto, los pseudocientíficos retratan esta comunidad en su hegemonía como peligrosa que rechaza nuevas ideas con el fin de perpetuar una ortodoxia asfixiante. Esto sucede a pesar de muchos ejemplos sobre ideas radicales que han ganado rápidamente no sólo la aceptación, sino también premios importantes, y que se han apoyado adecuadamente en la evidencia científica.

  • Diferencia en conclusión/pruebas: Muchas áreas de la pseudociencia no se proponen examinar un fenómeno, sino que tienen el declarado objetivo de apoyar una conclusión preestablecida. Como tal, a menudo se involucran en excesivos saltos lógicos cuando los datos reales son insuficientes para apoyar la conclusión deseada.

  • Centrándose en márgenes: Todas las áreas de la ciencia tienen datos anómalos y hallazgos anecdóticos que no son consistentes con el entendimiento existente. Pero esas anomalías no deben ocultar el hecho de que la gran mayoría de los datos actuales no apoyan las teorías predominantes. En las manos de un pseudocientífico, estos casos extremos no conectados se presentan como un cuerpo coherente de conocimiento que apoya la sustitución de los entendimientos existentes.

Tal vez la más clara recurrencia en muchas áreas de la pseudociencia, es el intento de hacer un todo, mucho mayor que la suma de sus partes. Ampliar una colección de curiosidades terminales defectuosas no fortalece de alguna manera su significado científico. Esto es especialmente cierto cuando muchos de los componentes del argumento no forman un todo coherente. Por ejemplo, el entrelazamiento cuántico, el agua estructurada, y la sílice son explicaciones esencialmente no relacionados, y cualquier apoyo a una de ellos crea diferencias con los demás. Pero de alguna manera, la presentación de todos a la vez supone que el caso de la memoria del agua es más difícil de descartar.

En la extracción de estos temas recurrentes, es muy fácil reconocer casos similares en muchas de las áreas más controvertidas de la pseudociencia, como el diseño inteligente, el creacionismo y la negación de la conexión VIH/SIDA.

Referencia:

martes, 16 de abril de 2013

 
El siguiente artículo es "La historia de la memoria del agua" por Yolene Thomas, que comienza con un recuento de algunas de las obras originales hechas por Jacques Benveniste. Desciende en una diatriba contra la Nature por no apoyar y luego describe los experimentos actuales de Thomas en algo que ella denomina la "biología digital".

Benveniste puso una gran atención a la memoria del agua por su uso como una explicación para los resultados reportados en un artículo que quiso publicar en Nature. Diluciones extremas de una solución que contenía (cuando no estaba presente la histamina) todavía producía una respuesta en las pruebas de reacciones alérgicas. Nature, expresando incredulidad, acordó publicar los resultados siempre que pudiera enviar un equipo de investigación para verificar que (a) no hubo fraude y (b) el procedimiento experimental fue riguroso.

El equipo descubrió que no se había producido fraude, pero los procedimientos del laboratorio de análisis daban lugar a un error estadístico común que indujeron falsos positivos en las pruebas individuales. Equipo de Benveniste había ignorado las largas carreras de resultados negativos, la introducción de un sesgo de selección fuerte a través del tiempo. Bajo condiciones experimentales más rigurosas introducidos por el equipo de investigación, sólo se produjeron resultados nulos.

La memoria del agua ignora su pasado


De acuerdo con el documento, el sonido adecuadamente modelado puede formar la memoria en el agua.

La respuesta científica de Nature implica usar tests adecuados bajo condiciones rigurosas. Pero Thomas no reconoce que los experimentos originales sean defectuosos, y sugiere que el equipo de Nature se limitó a afirmar la existencia del fraude. "Tres de los cuatro laboratorios implicados en el ensayo reportaron una inhibición estadísticamente significativa de la reacción de desgranulación de basófilos por HD [alta dilución] de histamina en comparación con los controles. El laboratorio cuarto dio un resultado que era casi significativo".

Esto no es un argumento muy alentador, ya que un resultado que era casi, pero no del todo estadísticamente significativo es, de hecho, insignificante. El artículo no se refiere a ninguna de las deficiencias específicas descritas por el equipo de la Nature, por lo que no se puede saber si la metodología de los experimentos más recientes se ha mejorado. Los resultados más recientes han sido publicados en revistas revisadas por pares (y no sólo las revistas especializadas de homeopatía), por lo que la comunidad científica no está impidiendo que los investigadores obtengan resultados, en contra de uno de los temas mencionados por Chapman.

Thomas pasa a describir la investigación reciente que supuestamente muestra que las grabaciones de ruido blanco empleadas en una muestra con el ingrediente activo puede inducir la actividad de su emisión en una muestra de agua. Por desgracia, Thomas eligió pruebas muy complicadas de actividad utilizando animales vivos, abriendo la puerta a los resultados artefactuales. Un enfoque más razonable se ha sugerido.

Es bastante claro que Thomas y sus colaboradores aún no entienden muy bien la ciencia, ya que los resultados se presentan en términos de éxito o fracaso. Los experimentos no tienen éxito o fracasan, o bien informan sus resultados en acuerdo o desacuerdo con la hipótesis, en el caso de un experimento mal diseñado, el azar oscila entre el acuerdo y el desacuerdo. La siguiente cita da una idea bastante buena acerca de en cuál de las tres categorías encaja el experimento de Thomas: "Más sorprendente y misterioso fue el hecho de que, en algunos casos, ciertos individuos (sin talentos especiales) siempre obtienen efectos digitales y otros individuos obtienen sin efectos o tal vez bloquean los efectos (sobre todo cuando se maneja un tubo que contiene agua)."

Acción fantasmal a distancia en el mundo no-cuántico


La homeopatía surge en un enredo entre el médico, el remedio, y el paciente. Lástima que ninguno de ellos son objetos cuánticos.

A continuación, nos adentraremos en la mecánica cuántica ¿Podría la memoria del agua ser una forma de enredo? Lionel Milgrom parece pensar que sí . Pero esto no parece ser la mecánica cuántica tal como la conocemos. "Es como si a un nivel profundo, todo en el Universo está instantáneamente unidos entre sí de una manera holística la materia-energía forman una red de interacción que trasciende los conceptos ordinarios de espacio y tiempo", reitera Milgrom. "Y nosotros, compuestos por miles de millones de partículas somos una parte inseparable de esto: lejos de lo que la razón parece decirnos".

La razón, en efecto, no parece decirnos algo por el estilo. Este es un grave mal uso de términos científicos, "mecánica cuántica", "entrelazamiento" y "coherencia" no implica nada de eso. La cantidad de tiempo que las partículas permanecen enredadas se reduce en cada interacción con otras partículas. Como resultado, en cualquier momento particular, la mayoría de las partículas en el Universo no se enredan con nada.

Milgrom presenta luego algunas de las propiedades del agua, utilizando también el método inusual de la analogía en vez de descripción real. Él afirma que la preservación de la estructura en el agua líquida es sólo un pequeño tramo más allá de nuestra comprensión actual de las estructuras transitorias formadas por moléculas de agua. Pero estas estructuras tienen una vida útil del orden de unos picosegundos; algo nuevo a nuestro entendimiento sería necesario que duren por segundo, y mucho menos los meses remedios homeopáticos se almacenan. Milgrom propone que la información no se lleva por una estructura de moléculas de agua, pero es un comportamiento emergente del conjunto. Exactamente lo que surge y cómo se produce son, al parecer, un ejercicio para el lector.

Termodinámica enredada


Milgrom al menos reconoce que el comportamiento emergente del agua a temperatura ambiente es problemático, ya que el comportamiento emergente sólo se produce en sistemas en donde la termodinámica no tiene equilibrio. El documento no dice cuando un sistema termodinámico esta o no fuera de equilibrio, pero Milgrom afirma que una descripción cuántica de los puntos cuánticos críticos de un sistema aparentemente clásico puede explicar la eficacia de la homeopatía. En este punto, cabe esperar introduzca detalles de exactamente donde surge el comportamiento cuántico, como se manifiesta, mezcla y diluye cambios de comportamiento. En cambio, Milgrom realiza un cebo y se interrumpe hablando de superconductores y superfluidos.

Al final, la explicación de la mecánica cuántica para la memoria del agua se reduce a esto: el médico diagnostica la enfermedad y la medicina se convierte, a través de la observación, mediante un entrelazamiento. La persona que está enferma al beber la mezcla, también se entrelaza con la mezcla. Este estado de permite que el ingrediente activo transfiera su parte activa al paciente. Aparte de la mala comprensión de lo que constituye un observador, Milgrom también abusa de los conceptos de entrelazamiento y colapso de la función de onda para crear un sistema que suena científico pero no tiene absolutamente ninguna relación con la mecánica cuántica.

Convenientemente, este abuso de la física funciona como una explicación para la aparente no eficacia de los remedios homeopáticos. Al parecer, estas ideas "exponen las razones de por qué los ECA (ensayos controlados aleatorios) de la homeopatía a menudo devuelven resultados equívocos. Los ECA doble ciego 'colapsan' el sistema de tres: paciente-médico-remedio en un estado entrelazado de una manera análoga a la por lo que la observación colapsa la función de onda de una partícula en la interpretación de Copenhague de la teoría cuántica ortodoxa". En otras palabras, la eficacia de la homeopatía se basa en que evite un juicio crítico.

Dilución sin pérdida


Después de la dilución de una mezcla, la solución resultante de alguna manera restablece su memoria.

Dos documentos adicionales discuten el proceso de ciclos de dilución. Los remedios homeopáticos se crean a partir de una tintura madre (MT); este material de partida se diluye a continuación mediante la adición de una sustancia cuyo volumen es mayor. Cada paso de dilución es seguido por golpes, donde el recipiente que contiene la mezcla se golpea contra un objeto duro un número determinado de veces. La mezcla recién obtenida puede volver a ser diluida y golpeada muchas veces antes de ser dada a los pacientes.

El primer papel en esta serie presenta un modelo matemático de estos ciclos de dilución-golpeo. Típicamente, los modelos científicos de este tipo se basa en las propiedades bien conocidas de la sustancia que está siendo modelada. ¿Qué modelo de David Anick tiene una "(hipotética) característica estructural persistente que forma el agua químicamente pura?, una especie que él llama "ingrediente activo". El término "hipotético" parece ser una subestimación, dado que el agua está bien estudiada y no hay evidencia de que existen estructuras estables de agua razonablemente pura y ciertamente no a temperatura y presión ambiente.

Anick busca entonces modelar la concentración de estas estructuras en el transcurso de los sucesivos ciclos de dilución y golpeo. Se las arregla para modelar la dilución adecuada pero inventa su propia física para permitir que las estructuras se formen espontáneamente durante el golpeo. Química y termodinámica son bastante claros para decir que esto no es posible. No hay moléculas gratis después de unos golpes contra una superficie dura.

Dr. Anick aplica este modelo cuestionable para una variedad de situaciones antes de terminar en un punto de acuerdo. "El modelo no se aplica... si los recursos son en última instancia meros placebos o marcadores que apoyan el ritual de interacción sanador-cliente. La gran debilidad del modelo es que está inspirado únicamente por las convenciones clínicas sin apoyo experimental directo." Aquí, por primera vez, se hace culpable de subestimación, dado que hay indicios experimentales de que muchos de sus supuestos no son válidos.

Todo está en el cristal


Memoria del agua podría estar basada en sílice, también. En contraste con la electrónica, nadie puede decir cómo había llegado hasta allí.

En un segundo artículo, Anick evalúa derivado del sílice  en envases de vidrio como una posible base de la homeopatía, lo que sugiere que hay tres cosas necesarias para la idea de ser aceptado. El primer desafío consiste en "describir parámetro(s) termodinámicamente estable(s) que no sólo muestren cómo los remedios pueden diferir de los controles, sino también cómo miles de remedios pueden ser todos diferentes unos de otros." El segundo desafío se refiere a qué es exactamente lo que ocurre durante un ciclo de dilución-goleo. Él lo describe así: "Cualquiera que sea el patrón o la información está en un recurso, que de alguna manera tiene que" sobrevivir "cuando se mezcla con 99 partes de agua, y luego" convertir "la totalidad de la muestra con el mismo patrón (o un patrón ligeramente diferente) cuando el conjunto se modifica". El tercer y último reto es cómo el agua se altera por el soluto original en primer lugar.

El documento ofrece una "hipótesis de sílice," lo que sugiere que los "derivados (silicatos) [podían] ser los ingredientes activos largamente buscados en los remedios". La hipótesis de que las complejas estructuras de silicatos se forman durante las los golpes y que tales estructuras pueden ser capaces de responder a los tres desafíos planteados anteriormente. En el documento se establece que la determinación de cómo éstas pueden ser biológicamente activa está más allá del alcance de su labor.

El problema es que el vidrio existe como una red casi infinita de unidad química Si(O1/2)4, no hay SiO2 libre para disolverse. A pesar de ello, el autor sugiere que contendrán típicamente una solución saturada o sobresaturada de monómero Si(OH)4  después de que el SiO2 se disuelva.

Afirmaciones contrafactuales


Sin inmutarse, el artículo pasa a describir cómo las moléculas de soluto podrían ser estructuras de semillas de silicato. Se observa correctamente que las moléculas orgánicas pueden ser usadas ​​como plantillas para las estructuras de patrones de sílice. Dado que muchas soluciones homeopáticas iniciales contienen materia orgánica, algunas de esas moléculas pueden actuar de esta manera. Cuando una molécula orgánica se utiliza como una plantilla en el mundo real, sin embargo, queda atrapada dentro de la estructura de sílice recién formada y no se puede utilizar para otra plantilla. Los autores se limitan a indicar que esto no se aplica a las soluciones homeopáticas.

Si ignoramos este pedacito de la ciencia por decreto, aún queda la segunda pregunta: ¿cómo funciona esto cuando la solución se diluye hasta el punto de que ninguna molécula de plantilla se queda? Los autores sugieren que los silicatos previamente formados son capaces de replicarse a sí mismos y propone cuatro métodos de cómo esto puede suceder. Debemos ser francos aquí: ninguno de los cuatro tienen ninguna base en la realidad.

Referencia:

domingo, 14 de abril de 2013

En honor a la Semana Mundial de la homeopatía, se discute por qué no debería ser celebrado.

Créditos: Aurich Lawson


La creencia de que la administración de nada más que el agua puede tener un efecto medicinal desde luego no es la tecnología, y sólo de forma somera tiene toques de ciencia, en el sentido de que los beneficios de salud que ofrece parecen implicar al efecto placebo.

Sin embargo, muchos de los practicantes de la homeopatía han tratado de reclamar que sea tratada como ciencia, una creación científica donde explicaciones como la "memoria del agua"-la idea de que una sustancia puede en realidad ganar poder, a medida que se diluye su existencia. Estos practicantes incluso formaron una revista revisada por pares para discutir sus hallazgos. Hace seis años, la revista de homeopatía publicó un número especial sobre estas explicaciones, y como es frecuente científicos se unieron para hacer frente a las distorsiones extrañas de la ciencia que la contenía.

Así que en honor a la Semana Mundial de la homeopatía, nada mejor que hacer una versión actualizada de esa historia. No porque haya un valor en hablar de la homeopatía. Por el contrario, los intentos por evaluar científicamente la homeopatía como ciencia revelan que no sea más que "pseudociencia", pero a través de la homeopatía es posible aprender sobre el método científico y el razonamiento que lo impulsa. A su vez, es posible aprender a reconocer otras áreas donde el razonamiento científico ha terminado en las rocas.

Bienvenido al mundo del agua


La ciencia puede ser difícil de definir, y a veces es más fácil poner en contraste con algunos de los argumentos que se hacen pasar por ciencia. Desafortunadamente, la mayoría de esas cuestiones se entremezclan con consecuencias que mantienen la pregunta básica ¿qué es ciencia? -Una respuesta que se oscurece por las respuestas emocionales-. Por lo tanto, la ciencia de la climatología se ha entrelazado con cuestiones políticas, económicas y políticas. La ciencia de la evolución se ha hecho de conflictos con objetivos políticos y religiosos de algunas personas. Incluso las preguntas científicas básicas sobre el sistema nervioso se envuelven en problemas familiares y personales de salud cuando temas como el autismo y la radiación de radiofrecuencia se abordan.

Es por eso que una edición sobre La homeopatía parece ser un regalo, lo que nos permite mirar a la ciencia y la pseudociencia sin enredarse con política y religión. La homeopatía pretende ser una forma de ejercicio de la medicina que se basa en el principio de que "semejante cura lo semejante". Dado un conjunto de síntomas, un homeópata identifica una hierba o sustancia química que causa síntomas similares. Después de un ritual predefinido, el homeópata realiza una serie de diluciones de ese producto químico que continúan más allá del punto donde no debería haber ninguna molécula de la solución final, lo que esencialmente es agua bien agitada.

Dar agua a pacientes es probablemente mucho menos dañino que muchos remedios caseros que vuelan bajo el radar científico, pero la homeopatía tiene dos diferencias notables. Una es que las personas gastan mucho dinero en ella -el mercado de EE.UU. estaba cerca de la mitad de mil millones de dólares en 1999-. La segunda es que los homeópatas han exigido que su campo sea tratada como una ciencia, bajo la realización de estudios clínicos, proponiendo mecanismos e incluso promoviendo la publicación de Elsevier Homeopatía, una revista revisada por pares.

A continuación se abordará una serie de temas recurrentes: la inconsistencia interna, el rechazo de las normas y métodos científicos y la ciencia establecida que se aplica a situaciones inadecuadas (por ejemplo, el entrelazamiento cuántico entre las personas, que propone). En los casos de los mecanismos que sugieren, con frecuencia violan nuestra comprensión básica de la naturaleza. Atar las cosas juntas son afirmaciones sin fundamento y saltos lógicos no tienen cabida en la ciencia.

Al criticar la homeopatía, se espera que se pueda hacer distinciones generales entre ciencia y pseudociencia. Ojalá que en la búsqueda de un tema libre de otras cuestiones, ayude proporcionar una visión más amplia de lo que hace a la ciencia distinta de campos que fingen legitimidad científica.

Supresión de la memoria del agua


Se sabe que la teoría más extendida para explicar la acción homeopática consiste en el efecto placebo. Sin embargo, también afirma que existe un creciente cuerpo de evidencia de la eficacia de la homeopatía, por lo que la memoria del agua se debe investigar más. "Hay mucho trabajo por hacer, pero en este momento podemos decir una cosa con certeza: la afirmación de que la homeopatía es imposible porque la "memoria del agua es incorrecta."

¿El resto de este tema confirman esta afirmación? La segunda parte, titulada "La memoria del agua: una visión general", actúa como una introducción . Las implicaciones de este título es que debemos ser capaces de obtener una buena idea de la situación del campo, hacia dónde se dirige y qué sigue causando problemas.

El autor, Martin F. Chaplin, escribe con la suposición de que la existencia de la memoria del agua es obvia. Pero nunca Chaplin da una definición del "efecto memoria del agua". Al leer el artículo, se hace claro que cualquier comportamiento de agua no es evidente a la "memoria del agua". Esto permite a Chaplin presentar una mezcla de preguntas y respuestas como si formara un cuerpo coherente de evidencia científica. Curiosamente, cada vez que una de estas conductas deben describirse, Chaplin presenta una analogía. Nunca hemos visto una analogía utilizada en la redacción científica como un reemplazo para un argumento directo y formal.

Al parecer, es posible demostrar el papel de la memoria del agua en la homeopatía de dos maneras: una medida física de algún tipo de estructura que impusiera al agua el ingrediente activo o la eficacia demostrada de la solución diluida. Chaplin al parecer no está de acuerdo. De hecho, parece abogar abiertamente por la homeopatía, que se celebra en un nivel no-científico:

"Un comentario editorial en la prensa científica ha buscado debatir si en el agua en realidad puede mostrar cualquier "memoria"de su historia previa como "prueba"directa de que la homeopatía puede tener éxito o no. Tal conexión es completamente innecesaria y puede inducir a errores fácilmente ya que las dos áreas utilizan fundamentales diferentes y emplean evidencia totalmente independiente, por lo cual deben ser consideradas por separado."

En cierto sentido esto es cierto; observaciones consistentes para la eficacia de la homeopatía pueden y está solas. Sin embargo, ningún organismo de prueba aparece en esta cuestión, que desplaza la carga de nuevo a las pruebas para la memoria del agua.

La memoria del agua viola varios principios físicos estudiados profundamente que están respaldados por una gran cantidad de pruebas, por lo que la prueba del fracaso de tales principios necesita datos sólidos. En su lugar, estamos sometidos a propuestas cada vez más salvajes y descabelladas -que, a falta de pruebas directas, deben ser investigadas como sustituto-. Chaplin concibe que el hecho de que estas propuestas no han sido bien recibidas por la comunidad científica, sugiere que los altos estándares de la ciencia se basan en principios establecidos que "dan lugar a la lenta absorción de nuevas ideas y la retención excesivamente larga de conceptos falaces".

Vamos a considerar la evidencia científica en este sentido. La mecánica cuántica, la relatividad especial, la relatividad general y neurología dan ejemplos de nuevas ideas radicales. Pasaron de nuevas hipótesis a las teorías aceptadas durante la vida de los científicos involucrados. El ARN de interferencia fue radical en su momento, sin embargo, rápidamente fue aceptada basada en pruebas sólidas. Esto debería decirles algo acerca de la ciencia y sobre el autor del artículo Chaplin.

Memoria selectiva del agua


Chaplin también aborda una cuestión fundamental: si el agua puede conservar un recuerdo de una sustancia diluida ¿por qué no ocurre también en agua farmacéuticamente activa? Después de todo, el agua se encuentra con una gran variedad de sustancias a medida de ciclos a través del ecosistema.

Él responde: "No pongo en duda este argumento, pero no es relevante para el estado de las muestras conocidas de agua en estado líquido, en donde la historia sólo se refiere a la muestra y no es la suma de las memorias individuales de todas las moléculas desde el comienzo de tiempo (de hecho moléculas individuales de H2O sólo tienen una vida útil de fracciones de segundo)". Esto implicaría que el agua sólo se acuerda una historia limitada.

Chaplin luego se aleja de la memoria y su estructura. Su demanda es sobre los ingredientes del homeópata y la estructura el agua, considera que la estructura de alguna manera retiene la dilución. Una de las principales referencias citadas es un estudio de dispersión de la luz en muestras de agua que contienen diversos compuestos químicos, todos los cuales se agregan en grandes escalas durante el período de varias horas, días o incluso meses. Suena como evidencia, ¿verdad? Bueno, sí, excepto que las concentraciones estudiadas son entre seis y diez por ciento, lo que deja una gran brecha entre estos estudios y todo lo relacionado con la homeopatía.
Se supone que el agua sólo se acuerda lo que el homeopata quiere que recuerde

La persistencia de la memoria del agua


Al final, la memoria del agua y la estructura del agua, de acuerdo con las pruebas presentadas por Chaplin, son cualquier cosa menos evidencia. Esto hace  pesar en la mente de Chaplin, que en lugar de reforzar sus argumentos, simplemente propone formas alternativas en que la homeopatía podría funcionar. Se mueve a buscar la manera en la que el ingrediente activo (o alguna otra cosas al azar) podrían estar en el "medicamento" final . Estas toman la forma de, por ejemplo: sílice del vidrio, material residual sobre la superficie del vidrio, y (nuestro favorito) materia aerosol. "Aunque a menudo no es reconocido, salvo por los microbiólogos, también pueden producir saturación de aerosoles de la atmósfera del laboratorio durante períodos prolongados y ofrece una ruta por la contaminación de las diluciones posteriores", escribe.

Esto es cierto, pero una pregunta que debemos hacernos es la siguiente: ¿El homeópata use guantes y una máscara? Porque si no lo hiciera, el agua contiene probablemente más cosas que surgen del aliento del homeópata que cualquier ingrediente activo, un pensamiento que no inspira confianza. Es verdaderamente notable que Chaplin pasa el tiempo discutiendo estas posibles explicaciones para la memoria del agua, en parte debido a que elimina la necesidad de cualquier de sus explicaciones anteriores.

Al final, este documento ofrece una clara demostración de las tácticas utilizadas por muchos profesionales de la pseudociencia: hacer un gran número de argumentos científicos vagos con la esperanza de hacer que la conclusión deseada parezca inevitable. Es esencial reconocer que un conjunto inconexo de argumentos débiles no crea un solo argumento científica fuerte.

Referencia:

martes, 9 de abril de 2013

Los peligros del aislamiento social

Créditos: David Hodgson/Flickr


Tal vez en un momento de la vida se puede llegar a expresar quiere estar solo. Piense de nuevo. Los investigadores han encontrado que las personas mayores con menos contactos humanos son más propensos a morir, incluso si son felices en su soledad, que personas con vidas más ricas socialmente hablando. El estudio se suma al debate sobre si es mortal la soledad, el aislamiento social, o alguna combinación de las dos.

El aislamiento social es una condición objetiva en la que la persona tiene poca interacción con los demás. La soledad, por el contrario, es un estado emocional que sienten las personas que no están satisfechos con sus relaciones sociales. "Alguien que está socialmente aislado es probable que este solo, y viceversa, pero eso no es todo el caso", dice el epidemiólogo y autor principal del estudio Andrew Steptoe, de la Universidad College de Londres.

Para separar los efectos de estar solo frente a sólo sentirse solo, Steptoe y sus colegas examinaron datos de 6,500 británicos de 50 años o más llenaron cuestionarios evaluando sus niveles de soledad. Los investigadores también tabularon los contactos de los sujetos tomando en cuenta amigos, familia, grupos religiosos y otras organizaciones para evaluar sus relaciones sociales. Luego se estudio la mortalidad en un periodo de 7 años.

Los más aislados socialmente tenían un riesgo 26% mayor de morir, aun cuando el sexo, edad y otros factores asociados con la supervivencia se tuvieron en cuenta, relata el estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. A continuación, ajustaron su modelo para determinar si la conexión a la muerte se debió al hecho de que las personas aisladas son a menudo solitarias. No lo era.

Luego, los investigadores exploraron la relación entre la soledad y la muerte en sí. La intensa soledad también parece aumentar el riesgo de muerte en un 26%, hasta que el equipo tuvo en cuenta una serie de otros factores asociados con la supervivencia, incluyendo riqueza, educación y la presencia de problemas de salud. Una vez que su impacto se tomo en cuenta, los científicos descubrieron que la soledad en sí misma no hace a las personas más vulnerables a la muerte.

Los investigadores sospechan que las personas mayores que tienen pocos lazos sociales pueden no estar recibiendo la atención que necesitan. Nadie les está instando a comer bien o tomar su medicina, y en una crisis que nadie está ahí para ayudar.

"Hay un montón de personas que están socialmente aisladas, pero que son perfectamente felices con ello", reitera Steptoe. "Pero incluso entonces deberíamos estar tratando de asegurarnos de que hay suficientes contactos con ellos de modo que si algo sale mal... van a ser asesorados y apoyados". Incluso aquellos que se contentan con estar solo, dice, deberían tener algun contacto regular con otras personas que los pueden alentar y ver cómo están.

Otros investigadores elogian el nuevo trabajo tan riguroso y bien controlado. Pero dicen que está lejos de estar claro que el aislamiento social, no la soledad, siempre es el verdadero culpable cuando se trata del aumento de la mortalidad.

Otros estudios, incluyendo un análisis de ancianos estadounidenses encabezado por John Cacioppo, profesor de psicología en la Universidad de Chicago en Illinois, han mostrado una relación entre la soledad y una tasa de mortalidad más alta. Cacioppo sospecha que la discrepancia entre su estudio y la nueva investigación podría estar en las diferencias culturales entre británicos y americanos. "La cultura del labio superior rígido puede decir que las personas están respondiendo a algo diferente... de lo que hacen en Estados Unidos", y añade que los británicos y estadounidenses pueden definir de manera diferente la amistad.

El psicólogo Bert Uchino de la Universidad de Utah en Salt Lake City alaba el nuevo estudio por su tamaño de la muestra y la comparación directa de aislamiento social y la soledad, pero dice que los investigadores aún están lejos de entender cómo estos dos factores se afectan mutuamente y otros comportamientos relacionados con la salud. "Han hecho un estudio muy bien", opina Uchino. "Pero también creo que no va a ser la última palabra sobre este tema".

Referencia:


sábado, 6 de abril de 2013

Hardware en la Estación Espacial Internacional no excluye la materia oscura dentro o fuera.

Espectrómetro Magnético Alfa (AMS-02), un detector de partículas, montado en la Estación Espacial Internacional.
Créditos: NASA

La búsqueda de la materia oscura ha tenido un año difícil. Aunque una variedad de observaciones cosmológicas y astronómicas han mostrado que casi el 80 por ciento de toda la materia no interactúa con ningún tipo de luz, los físicos todavía no han detectado de forma inequívoca una sola partícula de materia oscura.

En algunos modelos, las partículas de materia oscura pueden colisionar y aniquilarse, al igual que la materia ordinaria y la antimateria lo hacen. Si estos modelos son correctos, entonces las regiones donde la materia oscura es particularmente densa, por ejemplo el centro de la Vía Láctea, podrían observarse colisiones que producen un exceso de partículas de alta energía que podríamos detectar desde la Tierra.

El Espectrómetro Magnético Alfa (AMS-02) un detector de partículas en la Estación Espacial Internacional, diseñado para observar una variedad de partículas de diversas fuentes, entre ellas colisiones de materia oscura. Recientemente, el equipo de investigación de AMS-02 anunció los resultados de sus primeros 18 meses de recopilación de datos. Estos resultados son frustrantes y ambiguo: mientras que el AMS-02 encontró un exceso de cierto tipo de partículas, este exceso no llevan el sello de una firma predijo la materia oscura. Por lo tanto, algo interesante que está sucediendo en los datos del AMS-02, pero las posibilidades de que la materia oscura es la causa parece un poco baja.

AMS-02 es un detector de partículas de usos múltiples para altas energías montado en la Estación Espacial Internacional. Se compone de capas de detectores más pequeños, diseñados para medir la energía y la trayectoria de partículas de rayos cósmicos de alta energía como fotones, electrones y positrones (socios de los electrones de antimateria). AMS-02 también contiene un banco de imanes de alta calidad, que dirigen la trayectoria de las partículas cargadas eléctricamente, lo que ayuda a separar las contribuciones de los diferentes tipos de partículas. Con estos detectores, similares en concepto a los utilizados en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC), los investigadores pueden distinguir entre positrones y protones (que tienen carga positiva igual pero distinta masa), electrones (que tienen carga negativa), y otras partículas.

En algunos modelos, dos partículas de materia oscura pueden chocar, aniquilarse y producir (entre otras cosas) un positrón. Estos positrones tiene una cantidad específica de energía: la energía máxima se establece por la masa de las partículas de materia oscura originales. Representando gráficamente el número de positrones como una función de su energía conocida como el espectro de potencia, podría potencialmente revelar la presencia de aniquilación de materia oscura y la masa de la partícula DM siendo destruida. Eso es porque el espectro de potencia se reduciría considerablemente por encima de la máxima energía disponible.

Por lo tanto, si la materia oscura esta por ahí, es de esperar un exceso de positrones en comparación con lo se ha predicho existe en fuentes cósmicas. Hasta el momento ha habido algunos indicios de exceso en las observaciones del Observatorio Fermi de Rayos Gamma y el experimentos PAMELA (Carga de Exploración de Antimateria/Materia y Astrofísica de Núcleos Ligeros).

Espectro de potencia de positrones, mide el exceso de positrones como una función de su energía. Los puntos rojos son los nuevos datos del AMS-02, mientras que otros puntos representan observaciones anteriores. Nótese la ausencia de una fuerte caída en los positrones, lo que indicaría la presencia de aniquilación de materia oscura. Créditos: AMS

En conslución AMS-02 hace ver un exceso, aunque es un poco más bajo que los otros experimentos reportados. Pero el espectro de potencia de positrones medida por AMS-02 no muestra un punto de corte fuerte. En cambio, el número de exceso de positrones se eleva con energía cada vez mayor, pero con una pendiente cada vez más suave, haciendo alusión a una nivelación fija a altas energías. Que no descarta la posibilidad de una caída más allá del borde de los datos actuales, pero no es prometedor aún.

A diferencia de los instrumentos en un satélite dedicado, AMS-02 no puede apuntar en direcciones arbitrarias, gracias a que esta adjunta a la Estación Espacial. Sin embargo, a lo largo de 18 meses de observación, el instrumento ha obtenido datos de todas las partes del cielo. Esto permitió a los investigadores construir información acerca de la dirección de donde provienen los positrones. Ellos encontraron que los positrones se originan de todas las partes del cielo por igual, con un 95 por ciento de probabilidad es decir, su flujo es isotrópico. Esto último aporta menos información optimista: positrones están cargadas eléctricamente, por lo que los campos magnéticos de la Vía Láctea podrían dirigirlos, pero nos dice poco acerca de dónde se encuentra su fuente. También vale la pena señalar que la distribución de la materia oscura en la galaxia, especialmente cerca del centro, es algo incierta.

Por otro lado, si los positrones provienen de púlsares, u otro probable candidato, su flujo sería probablemente más sesgado. Los datos del AMS-02 no pueden descartar esa posibilidad, sin embargo, significa que una fuente más común de positrones podría ser responsable de estos niveles elevados.

Con la ausencia de un corte de energía, los resultados de AMS-02 son más ambiguos que nada. Es bastante obvio que el AMS-02 no ha visto señales evidentes de aniquilación de materia oscura, pero tampoco ha observado fenómenos que descarten tal evento como explicación para las detecciones elevadas de positrones. La ausencia de un punto de corte nos dice poco: la materia oscura no puede aniquilarse de acuerdo al modelo, es decir, el experimento no encontrará cualquier cosa, no importa el tiempo que observe.

Lo que es en sí un problema: la medición del espectro de positrones es una empresa que vale la pena en sí mismo, y que no muestre aniquilación DM en determinados rangos de energía sigue ayudando a refinar nuestros modelos. El detector continuará tomando datos durante varios años más, empujando a energías más altas que un corte revelador de aniquilación DM puedan esconder.

Referencia:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...