sábado, 28 de junio de 2014

¿Podía el Tiranosaurio Rex detectar cuando una persona se movía?

"¡No te muevas! No puede vernos si no nos movemos." Una escena inolvidable cuando el Dr. Alan Grant evita ser la próxima comida de un T-Rex en Parque Jurásico. En la película se sostiene que el dinosaurio basa su visión en el movimiento (olvidando que es incapaz de olerlos). Sabemos que es una película, pero ¿hay realmente algo de cierto en esto?

El investigador profesor Kent Stevens de la Universidad de Oregon comenzó un proyecto llamado "DinoMorph" en 1993 (el mismo año que Jurassic Park fue lanzado, causalidades), establecido para generar modelos digitales de varios dinosaurios terópodos, incluyendo el Tyrannosaurus Rex y velociraptores (que , por cierto, eran en realidad mucho más pequeños de lo que la película muestra y tenían también plumas). Los terópodos, fueron dinosaurios bípedos carnívoros con extremidades anteriores cortas.

Tyrannosaurus Rex. Créditos: Paul J Everett/Flickr.
La idea del proyecto era recrear visualizaciones de estos animales. Después de colaborar con otros investigadores en el campo, Stevens fue capaz de obtener campos binoculares de visión y profundidad con modelos a escala de sus cabezas.

Para ello, Stevens uso efectivamente una técnica que se utiliza para medir y evaluar el campo visual, llamada perimetría, sólo que realizada de forma inversa. Esta nueva técnica, llamada perimetría inversa, implicó el uso de ojos taxidérmicos, un láser y una placa de vidrio que en conjunto permitió a Stevens estimar si un objeto particular sería visible a diferentes alturas. Cuanto más amplia sea la gama binocular (el área que pueden ver los dos ojos a la vez), mejor es la percepción de la profundidad y la capacidad de distinguir objetos.

Al mismo tiempo, investigó la visión de varios parientes modernos del T. Rex para obtener una comparación usando para ello cocodrilos, avestruces y águilas. La visión de estos animales existentes está especializada para diferentes ambientes, los caimanes por ejemplo tienen una buena visión nocturna, las águilas tienen una visión diurna increíble y avestruces están en algún punto intermedio entre la visión nocturna y una buena visión durante el día.

Incluso sin esta extensa investigación, el primer signo revelador de que el T. Rex tenía buena visión viene del hecho de que este dinosaurio tenía ojos que dan al frente ubicados en un estrecho cráneo. Esto significa que no habría habido una superposición en los campos de la visión de los ojos individuales, otorgando al animal la percepción de profundidad decente. Luego está el hecho de que cada globo ocular tenía el tamaño de una pelota de softball.

En apoyo de estas observaciones básicas, Stevens descubrió que el rango binocular del T. Rex era de 55 grados, que es en realidad mayor que el de un halcón, famoso por su notable visión. Por otra parte, encontró que los otros terópodos investigados en el estudio también tenían rangos binoculares similares a la de las modernas aves rapaces.

Investigaciones posteriores revelaron que el T. Rex pudo haber tenido la claridad visual de hasta 13 veces mayor que un ser humano. Incluso calculó que algunos objetos podían permanecer visibles a 6 kilómetros de distancia.

T. Rex tenía una visión bastante impresionante. Además, también tenían un brillante sentido del olfato como lo indica la presencia de un bulbo olfatorio masivo (la región del cerebro implicada en el procesamiento de los olores). Ah, y esos pequeños miembros delanteros pequeñito habría significado que si el dinosaurio había caído durante la carrera, que probablemente nunca han sido capaces de ponerse de pie, así que es muy poco probable que hubiera perseguido ese coche.

Referencia:
Justine Alford,"Could T. Rex Really Only See You If You Moved?", IFLS.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...