sábado, 22 de agosto de 2015

Un equipo de científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron debajo de la pirámide de Kukulkán, un cenote. El hallazgo permitirá conocer más sobre la importancia de Chichén Itzá en la cultura maya.

El cenote se ubica a una profundidad de 20 metros debajo de la pirámide, siendo este un cuerpo de agua de 25 por 30 metros. El cenote se encuentra sobre piedra caliza además de una cavidad, que se predice aumento su tamaño debido a la erosión. La pirámide se ubica sobre una de las orillas de esta cámara subterránea por lo cual no corre riesgo de un colapso.

Templo de Kukulkán. Créditos: Cuartoscuro.

Se sabe que la civilización maya conocía de la existencia de los cenotes, ríos subterráneos con aperturas a la superficie, y que estos fueron empleados con fines ceremoniales. Aunque es la primera vez que se descubre una pirámide sobre un cenote.

Kukulkán es concebido como una representación del universo para los mayas, esta construida entre cuatro cenotes, cada uno en un punto cardinal. El cenote ahora descubierto, sería el quinto, conocido como axls mundl o el eje del mundo, un punto donde nace la ceiba sagrada, que conecta el cielo con el inframundo y se extiende hacia cada punto cardinal.

Lo interesante no termina aquí, el descubrimiento también permitirá trabajar en la búsqueda de un túnel que una la pirámide con el cuerpo de agua, una labor que se realizará durante la segunda fase del proyecto.

Descubrimiento

La primera fase del proyecto, que permitió el descubrimiento del cenote debajo de la pirámide empleo 96 electrodos que fueron colocados en el subsuelo y permitieron escanear el suelo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...