domingo, 29 de noviembre de 2015

No sólo el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) en el CERN es una de las instalaciones experimentales más ambiciosas de la historia humana, es también una de los más exitosas. Su aportación más conocida fue revelar la existencia del esquivo bosón de Higgs, y regularmente descubre partículas que desafían el modelo estándar de la física de partículas a través de sus impresionantes colisiones de partículas. Esta semana, el CERN anunció que el LHC ha colisionado iones con un nuevo récord de energía.

Tras el exitoso reinicio del LHC este año, y en la continuación de su labor recogiendo datos de las colisiones protón-protón, el Colisionador esta iniciando una nueva fase disparando iones de plomo a una velocidad increíble. Después de un intenso período donde se reconfiguro el colisionador, el 25 de noviembre iniciaron las colisiones de iones, marcando la primera colisión en uno de los cuatro principales experimentos del cual LHC recogerá datos.

Las energías liberadas en cada colisión generarán al menos doble de cualquier colisión previa, produciendo temperaturas que alcanzarán varios miles de millones de grados. El propósito de chocar iones de plomo será investigar un estado de la materia que llegó a existir poco después del Big Bang, una de las varias existentes en la cósmica "sopa primordial" que aportará información sobre quarks y gluones.

ALICE es uno de los principales componentes del LHC, y estará involucrada directamente en esta nueva fase de colisiones de iones de plomo. Este experimento fue diseñado especificamente con este propósito y durante la parada técnica mejoró aún más.

Colisión entre iones de plomo dentro de ALICE. Créditos: CERN.
El aumento de la energía de las colisiones de iones de plomo servirá para aumentar tanto la temperatura y el volumen del quark y gluon plasma resultante. Esto permitirá a los investigadores explorar las fuerzas de interacción en la sopa primordial de partículas en una forma sin precedentes, con suerte producir interacciones de partículas no observadas previamente.

En tanto el experimento LHCb se unirá al grupo de experimentos que recogerán los datos de las colisiones de iones de iones para. Este experimento tiene una alta precisión para identificar partículas, el detector permitirá realizar mediciones complementarias, útiles en la identificación de partículas.

El LHCb, lleva el nombre de una familia de partículas fundamentales llamadas "quarks b"; al ocurrir las colisiones permite detectar quarks b así como sus homólogos, los "anti" quarks, que forman parte de los mesones b. Comparando estos quarks proporcionan a los físicos pistas útiles en cuanto a porqué hay un desequilibrio en la cantidad de materia y antimateria en nuestro universo, y las energías más altas de estas nuevas colisiones tendrá como objetivo arrojar luz sobre este misterio.

Referencias:
Robin Andrews,"Large Hadron Collider Smashes Ions At Record Energy", ILFS.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...