domingo, 17 de abril de 2016

La paternidad del mismo sexo ha sido un tema polémico desde la década de 1980, pero la lucha por la igualdad en el matrimonio ha llevado el tema de nuevo al debate público. Científicamente hablando, sin embargo, no hay mucho para debatir. Ningún estudio revisado por pares ha encontrado que padres homosexuales en relaciones estables sean una desventaja en la crianza de sus hijos.

Créditos: Fuster/Flickr.

El último estudio, por un equipo internacional de investigadores de EE.UU. y Países Bajos, observó  190 familias (95 de padres heterosexuales, 95 con padres del mismo sexo) con al menos un niño con una edad entre los 6 y 17 años. Se analizó la salud general de los niños, dificultades emocionales, comportamiento frente a la afronta, comportamientos de aprendizajes y buscaron diferencias entre niños criados por padres del mismo sexo o de diferente sexo.

El hallazgo, publicado en la revista Journal of Developmental y Beharovial Pediatrics, no es un descubrimiento sorprendente. Con esta última investigación, hay 74 estudios revisados ​​científicamente por pares y publicados que muestran que los padres homosexuales y bisexuales no representan una desventaja a sus hijos. Estudios que afirman lo contrario han sido desacreditados o no han sido revisados por expertos.

Este estudio se basa en la Encuesta Nacional de Salud Infantil 2011-2012 y las familias fueron seleccionados en un abanico de 95,677 familias que completaron la entrevista. El análisis inicial reveló 139 parejas de mujeres y 17 parejas del mismo sexo masculino, éstas se redujeron a 106 familias (95 mujeres, 11 hombres). Se debía a que los investigadores deseaban familias que tuvieran sus hijos desde la infancia, puesto que el divorcio y la separación de los padres podrían afectar el desarrollo de un niño.

Al tener una muestra tan pequeña para las parejas del mismo sexo masculino, los investigadores se centraron únicamente en parejas del mismo sexo y construyeron una muestra de control de padres de diferente sexo considerando la edad, educación, estado de nacimiento en los EE.UU., y la ubicación geográfica actual de los padres, así como la edad, sexo, raza/origen étnico, y el estado de nacimiento de los EE.UU. de los niños. Esta metodología garantiza que sea justa.

Aunque el estudio no mostró diferencias en la salud y el desarrollo de los niños, si mostró un mayor nivel de estrés en los padres. La Encuesta Nacional no tenía preguntas lo suficientemente específicas para identificar la causa de la tensión, pero en base a estudios anteriores, los investigadores sugieren que los padres del mismo sexo "tienen preocupaciones acerca de la crianza de sus hijos en una sociedad homofóbica y sienten más presión para justificar la calidad de la crianza de sus hijos que sus contrapartes heterosexuales".

Referencia:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...