domingo, 29 de mayo de 2016

Calma, aún no inicia el apocalipsis causado por superbacterias

Durante los últimos días, han aparecido titulares alarmistas sobre una superbacteria inmune a los los antibióticos que ha sido detectada por primera vez en los E.U.A.

Detrás de tan catastrófica noticia, hay como en otras ocasiones, verdades junto a motivos reales de preocupación, pero con una cantidad de errores y preocupaciones infundadas, lo cual merece discernir apropiadamente, para lo cual, sin más iniciemos.

Antibióticos. Créditos: Samantha Celera/Flickr.

Lo que realmente pasó

Investigadores informaron el jueves la confirmación de una mujer de Pennsylvania de 49 años de edad infectada con una cepa de E. coli resistente a la colistina, un antibiótico usado como último recurso. Tras el análisis de ADN, los investigadores determinaron que la E. coli es resistente a la colistina porque lleva un gen de resistencia a la colistina llamada MCR-1 en un plásmido. El estudio aparece en la revista Antimicrobial Agents and Chemotherapy.

MCR-1 fue descubierto por primera vez en bacterias a finales del año pasado en China. El descubrimiento del gen rápidamente levantó preocupación debido a su ubicación en un plásmido, que las bacterias pueden compartir fácilmente con otras bacterias. La resistencia a la colistina se había informado antes en otras bacterias, incluyendo en bacterias descubiertas en E.U.A., pero sus genes de resistencia colistina están en sus cromosomas, que no son compatibles. Los expertos temen que la nueva resistencia a la colistina basada en plásmidos pueda propagarse fácilmente entre las bacterias.

Desde el informe inicial, bacterias portadores de MCR-1 han sido descubiertas en todos los continentes. Y la mujer infectada, que sufría de una infección del tracto urinario, no había viajado en los últimos cinco meses.

Pero esto puede o no puede ser relativo. Es importante señalar que no sabemos exactamente cuánto tiempo MCR-1 ha estado rondando en bacterias o de donde vino. Puede haberse diseminado por todo el mundo en meses o haberlo hecho en silencio durante años. De cualquier manera, era inevitable y se espera que bacterias portadoras de MCR-1 puedan aparecer en cualquier lugar, incluido Estado Unidos. (Aunque, estudios realizados en la clínica de Pensilvania, donde se identificó la paciente, no ha encontrado otras bacterias portadoras de MCR-1).

Esto es lo que puede pasar por alto

En primer lugar, no es la primera vez que se ha encontrado a un paciente con bacterias resistentes a
antibióticos de último recurso. Hay varios antibióticos de último recurso, y muchas bacterias en los últimos años han surgido con resistencia a los mismos, incluyendo colistina.

Por ejemplo, en 1991, un hospital en Brooklyn sufrió un brote de bacterias resistentes a la vancomicina, un antibiótico de último recurso. En 2009, varios centros médicos en Detroit sufrieron un brote de bacterias resistentes a colistina y carbapenem -otra antibiótico de último recurso-. Y ni siquiera los Institutos Nacionales de Salud han sido inmunes a bacterias resistentes a antibióticos de último recurso. En 2011, un brote de bacterias resistentes a carbapenem en una clínica de NIH enfermó a 18, matando a 11 de ellos.

Lo verdadero es que es la primera vez que se ha detectado MCR-1 en un plásmido.

Aunque, a pesar de que no es una buena noticia, no es catastrófica. Hay varios antibióticos de último recurso, y los médicos pueden probar diferentes combinaciones y antes de que una infección pueda ser considerada intratable.

Titulares confusos

La mayoría de los titulares y noticias aparecidas, señalaban a la bacteria resistente a la colistina como CRE.

CRE es sinónimo de enterobacterias resistentes a carbapenem. Enterobacterias son una gran familia de bacterias que incluyen algunas inocuas y algunos patógenos como Salmonella, E. coli, Klebsiella, y Shigella.

La resistencia a carbapenem es una gran preocupación, ya que ha ido en aumento en los últimos años, y las infecciones CRE puede conducir a la muerte en el 50 por ciento de las veces. Por esta razón, las infecciones CRE han sido denominados por algunos casos como "pesadillas".

Sin embargo, la bacteria reportada no es una CRE. Si bien es una cepa de E. coli, con 15 tipos de genes resistentes a antibióticos, la resistencia a carbapenem no estaban entre ellos. Aún es sensible a varios otros antibióticos que la cepa era todavía sensible a también.

A tomar en cuenta

El gen de resistencia MCR-1 descubierto en un plásmido amenaza con extenderse a otras bacterias, posiblemente, a los que ya son resistentes a los últimos medicamentos, incluyendo CRE. Sin embargo, la trayectoria de emergencia de MCR-1 y su contribución a la tendencia de la infecciones resistentes a medicamentos aún no es clara. Por ahora, el caso sobre todo sirve para poner de relieve la crisis en aumento de resistencia a antibióticos y promover la necesidad de una mejor administración de antibióticos.

Referencia:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...