sábado, 8 de julio de 2017

El LHC ha vuelto a hacer lo que mejor sabe hacer: colisionar materia y encontrar nuevas partículas.
Esta vez los físicos se han encontrado con una buena noticia. La partícula detectada es cuatro veces más pesada que un protón y podría ayudar a desafiar algunas ideas sobre la naturaleza de la memoria.

Gracias a la colaboración del detector LHCb, uno de los experimentos del LHC junto a ATLAS y CMS, se logró la detección del bosón de Higgs.

Barión Xi cc ++. Créditos: CERN.

El LHC al lograr colisiones de alta energía ha detectado partículas con diferentes propiedades, la mayoría de las cuales ya habían sido descubiertas.

Ejecutar estos experimentos una y otra vez modificando variables para luego analizar comportamientos de las partículas a medida que se forman e interactúan entre sí puede proporcionar información de vez en cuando diferente.

Ahora se añade oficialmente una nueva partícula, la cual ya se había predicho que existía, pero no se había visto.

Sabemos de la existencia de dos bariones los cuales forman protones y neutrones. Y estos bariones son efectivamente trillizos de partículas más pequeñas llamadas quarks, que son partículas elementales, lo que significa que no están formados de otras partículas.

Las partículas quarks vienen en variedades, curiosamente llamados, up, down, top, bottom, charm y strange. Las combinaciones de estas partículas forman bosones diferentes. Los modelos actuales predicen que hay una infinidad de formas en que los quarks pueden hacer bariones, algunas más comunes que otros.

Por ejemplo los protones consisten en dos quarks up y un quark down, mientras que los neutrones son dos quarks downs y un quark up. Estos quarks se unen mediante lo que se llama fuerza nuclear fuerte, que es causada por el intercambio de partículas llamadas gluones.

Ahora se conoce un nuevo barion -formado por dos quarks charm y un quark up- que se ha llamado Xi cc ++.

Los quarks tienen masas diferentes y charm es una de las mayores. Eso hace que este barión tenga una masa mayor, lo cual es una buena noticia para los físicos de partículas.

Encontrar un baryon con dos quark charms es de gran interés, ya que proporciona una herramienta única para profundizar en la cromodinámica cuántica, la teoría que describe una interacción fuerte, la cual es una de las cuatro fuerzas fundamentales.

Estudiar cómo esta partícula se mantiene unida comparación con las predicciones hechas por modelos actuales ayudará a dar a las teorías una buena sacudida.

El hecho de que este formado por dos quarks pesados ​​debe dar a Xi cc ++ una estructura ligeramente diferente que los protones y neutrones.

A diferencia de otros bariones, en los cuales los tres quarks realizan una elaborada danza alrededor de cada uno, se espera que un barion doblemente pesado actúe como un sistema planetario, donde los dos quarks pesados ​​desempeñan el papel de estrellas pesadas orbitando uno alrededor del otro, donde  el quark más ligero este en órbita alrededor de este sistema binario.

El experimento LHCb sigue siendo un detector en este tipo de productos de descomposición, así como en la fabricación de quarks pesados.

El descubrimiento tiene una estadística 7 sigma. Los físicos celebran al obtener el 5 sigma, así que podemos estar bastante seguros de que  es real y que es también evidencia del Modelo estándar. La investigación ha sido sometida a Physical Review Letters.

Mike Mcrae, "",

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...