miércoles, 31 de enero de 2018

No la llames Luna de sangre, Súperluna o Luna azul

El miércoles, la humanidad tendrá una trifecta celestial: una superluna (que significa que estará relativamente cerca de la Tierra), pero también una luna de sangre (naranja o roja), pero también una luna azul (la segunda luna llena) en un mes calendario y pasará por la sombra de la Tierra, produciendo un eclipse lunar total. 

¿Pero es apropiado llamarle Súperluna? ¿Luna azul? ¿Luna de sangre? En parte sí y en parte no, porque el primer termino fue creado por un astrólogo, el segundo es altamente subjetivo, y el tercero fue popularizado recientemente por "profecías".

Créditos: Denali National Park and Preserve / Flickr.

Primero, algunos conceptos básicos sobre el gran evento astronómico. Un eclipse lunar total es, por supuesto, cuando la luna pasa a través de la sombra de la Tierra. Pero la Tierra en realidad no proyecta una sombra perfectamente delineada. Tiene dos componentes: penumbra y umbra.

La razón por la que existen estas dos partes de la sombra: umbra y penumbra de la Tierra es porque el Sol no es un punto pequeño, tiene un disco de gran tamaño. Entonces la penumbra es más una sombra parcial, causada por una porción del sol bloqueada por la Tierra.

El extraño color rojo que adquiere la Luna proviene de la Tierra misma. A medida que la luz del sol pasa a través de nuestra atmósfera, interactúa con partículas como el polvo, dispersando ciertos colores. Específicamente, el azul, que tiene una longitud de onda más corta. Rojo y naranja con sus longitudes de onda más largas.

Pensemos en los diferentes tipos de luz que ves aquí en la Tierra. Obtenemos cielos azules durante el día porque cuando la luz del Sol llega a la Tierra, la luz azul se dispersa hacia nosotros. Cuando ocurre una puesta de sol, la luz del sol atraviesa una porción más gruesa de la atmósfera de la Tierra, por lo que una mayor parte de la luz azul se dispersa, dejando rojos y naranjas de una puesta de sol particularmente magníficas.

Aunque bien la Luna de sangre, es un término que ha adquirido protagonismo en la última década de la mano de fanáticos religiosos que especulan cada cierto tiempo sobre el fin de los tiempos y que será acompañado por un último eclipse lunar.

El término ha existido por siglos, incluso la Biblia dice algo acerca de una luna de sangre. Pero eso está abierto para la interpretación, sobre lo que significa. Podría haber sido un eclipse lunar, o algún tipo de fenómeno que enrojeció la luna. Incendios forestales, por ejemplo, o una erupción volcánica que mando partículas a la atmósfera.

La reciente aparición del término probablemente proviene del libro "Four Blood Moons: Something Is Change to Change", del pastor John Hagee,  donde afirma: "Al igual que en los tiempos bíblicos, Dios está controlando el Sol, la Luna y las estrellas para enviar a nuestra generación una señal de que algo grande está por suceder".

Realmente usar términos como 'luna de sangre' simplemente ofusca exactamente lo que está sucediendo, y solo perpetúa algunas de las supersticiones.

Hablando de supersticiones, la siguiente parte de la trifecta celestial, la superluna, también es problemática. La historia de la Superluna no pertenece a la astronomía. La primera que definió una Súperluna fue un astrólogo. En concreto, un astrólogo llamado Richard Nollelle, que afirmaba que la Súperluna podría afectar el clima.

Realmente la Súperluna no es tan genial. Debido a que la órbita de la luna alrededor de nuestro planeta no es perfectamente circular, su distancia de la Tierra varía con el tiempo, cambiando ligeramente la forma en que percibimos su tamaño. El apogeo es su punto más distante, mientras que su perigeo es el más cercano.

Si se compara la luna cuando está en su punto aparente más pequeño, el apogeo, y cuando está en el perigeo, estamos hablando de una diferencia máxima de diámetro de la luna de alrededor del 14 por ciento, no es algo que note el ojo humano.

Ahora, el tercer y algo más inofensivo de la trifecta celestial: la luna azul. El término luna azul, se refiere cuando hay dos lunas llenas en un mes, realmente depende de dónde uno se encuentre en el Planeta Tierra, porque la luna azul de una persona no es la luna azul de otra.

Si estamos en Arizona, la primera luna llena fue a las 7 pm. hora local del 1 de enero. La segunda será a las 6 am del 31 de enero. Dos lunas llenas en un mes calendario.

Esa misma luna llena tiene lugar en Nueva Zelanda el 2 de enero a las 3 de la tarde, y la siguiente luna llena es el 1 de febrero a las 2 am, porque se trata de husos horarios diferente. La luna azul realmente depende de dónde estemos. Realmente, es una construcción humana. La luna no inventó el calendario, los humanos sí.

Entonces, ¿qué pasará el miércoles? Por supuesto, un eclipse lunar total, que es un suceso increíble que los terrícolas pueden observar sin necesidad de equipo. Puede convertir la luna en naranja, roja o incluso marrón, pero eso no tiene nada que ver con que sea roja. La luna estará especialmente cerca de la Tierra, pero no es apropiada llamarla Súperluna. Y será la segunda luna en un mes calendario, que solo nos importa a los humanos.

Finalmente son construcciones humanas. Emociona a las personas salir y mirar a la luna, lo cual después de todo es genial.

Va a ser genial. Es un eclipse, independientemente de la semántica. Y es casi seguro que no será el fin del mundo.

Referencia:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...